martes, 30 de septiembre de 2003

aqui estubo su padre putos


aqui estubo su padre putos




aqui estubo su padre putos




aqui estubo su padre putos


Imperdibles Fotos de Cárcel abandonada tomadas por Pericles Lavat.

sábado, 27 de septiembre de 2003

No dejen que los niños vengan a mí


Editorial del The Clinic de la edición N° 111, del 4 de septiembre de 2003


"El jueves 28 de agosto fueron detenidos tres menores -H.D.I de 12 años y los hermanos D.P.D y R.P.D, ambos de 13 - por el asesinato del indigente Pedro Alfaro. Dicen los peritajes que estos niños, todos confesos, lo atacaron con piedras y palos, le robaron las poquísimas pertenencias que tendría y, a continuación, lo quemaron para no dejar rastros.
La televisión entrevistó a la familia de uno de ellos. Su madre, con una voz algo más preocupada de lo normal, dijo que su hijo no era bueno, que consumía drogas y que ya había tirado la esponja, y no recuerdo si fue ella misma o una de esas vecinas que siempre tienen algo que decir, quien agregó que la familia ya había hecho todo lo posible por rescatarlo, de modo que lo demás era problema del estado. El punto es que hasta en su propia casa el niño en cuestión era considerado un caso perdido.
Mientras los escuchaba, no pude dejar de pensar en esos niños a los que el discurso imperante les ha dado el rótulo de criminales. Yo vi esa casa de palos y plásticos en medio de un peladero, mucho más triste y destartalada que la de cualquier perro regalón del barrio alto, en la que prácticamente vivían, y no pude dejar de preguntarme quién era más digno de compasión, si el indigente muerto o estos niños que lo asesinaron.
Limpio y bien vestido, un menor de doce años parece guagua. En los colegios particulares sus madres los recogen de la mano y les compran dulces con formas de chupetes a la salida. En los cumpleaños soplan velas, se ponen gorros y rompen piñatas con una furia que apenas alcanzaría para quebrarle el ala a un gorrión. Estos otros, en cambio, se conocen la calle y la noche de memoria, y aunque algunos de ellos creen que lo saben todo y otros mayores prefieren convencerse de que es cierto, en el fondo son iguales a esos otros niños con olor a talco y cara de bobos. Y es que cuando se habla de los delincuentes suele olvidarse la frágil humanidad que hay detrás de esa categoría con que la sociedad condena a sus agresores. A sus agresores agredidos, habría que decir.
Algunos argumentarán que estos pequeños truhanes se escudan en su corta edad para cometer sus ilícitos, pero olvidan que ni siquiera entienden bien de qué se escudan ni cuáles son las consecuencias finales de sus actos.

Otros afirman que tipos más viejos los usan para sus fechorías, pero este no es argumento para castigarlos a ellos, al menos no más de la cuenta ni del mismo modo en que se debiera castigar a un torturador maduro. En el fondo, lo grave del discurso que reina hoy por hoy, es que más que acoger, rechaza, y más que sumar, resta. No hay mejor manera de condenar a alguien a la delincuencia que bautizarlo como delincuente (como si serlo fuera una esencia con la que se viene del vientre), porque ahí se queda, habitando su nombre.
Es simplemente una cobardía política pensar que solo con más policías la calles serán más seguras. Estos niños que mataron están diciendo otra cosa. Yo, al menos, creo escucharlos gritar que perdieron la esperanza. No estaría nada mal que todos esos que se llenan la boca prometiendo futuro les pusieran un poco de atención."




Seinfeld nuestro que estás en el Sony



"Los hombres y las mujeres nunca van a entenderse, por lo que mi humilde consejo es: ¡desistan! ¡Olvídenlo!
Sé que nunca voy a comprender a las mujeres: ¿cómo son capaces de aplicarse cera hirviendo en la cara interna del muslo, arrancarse los pelos desde la raíz y todavía tenerles miedo a las arañas?
Por otro lado, me doy cuenta de que las mujeres siempre quieren saber qué están pensando los hombres. ¿Quieren saberlo? Se los voy a decir: nada. No estamos pensando en nada, sólo estamos caminando y mirando a la gente pasar. Esa es la única inclinación natural del hombre, además de ésta: nos gustan las mujeres y queremos a las mujeres, y hasta aquí llega nuestro razonamiento.
Por eso les tocamos bocina y les gritamos desde las construcciones. Porque son las mejores ideas que se nos ocurrieron hasta el momento. Estamos trabajando en nuevos emprendimientos, pero no es fácil, dado que nuestra mente está completamente en blanco."

martes, 23 de septiembre de 2003

El Capone de los cerros porteños


Pistola Flores tiene harta familia


"De puro supersticioso el "Pistola" Flores recibió un fierrazo en la cabeza que lo mandó derechito a la cama 9 del Hospital Van Buren, donde se halla con un hematoma extradural y fractura de cráneo de carácter grave, sin perdida de conciencia, situación que se encuentra siendo evaluada periódicamente para decidir si es necesario una intervención quirúrgica. Por ahora se han practicado dos scanner y está en observación."

Resulta que unos organilleros le pidieron monedas en el cerro cárcel. Como él desde chico ha creido que traen mala suerte ("Siempre se muere un viejito, eso sabía yo") se negó a darles monedas (un tipo coherente con sus más arraigadas convicciones) y les explicó su poderosa razón y ahí fue cuando le pegaron.

"Y aquí estoy... Y más claro me quedó que los organilleros me traen mala suerte",
Al ser interrogado si iba a querellarse o tomar venganza, replicó:
"- A lo "pistola" no más. Tengo harta familia."

sábado, 20 de septiembre de 2003

viernes, 19 de septiembre de 2003

TeleNostalgia

Gracias John Ritter (+12sept2003) y chicas del Dpto 201 (esa húmeda miniutopía) x esas noches de los viernes allá en los 80's (esa pesadilla de la que aún no podemos salir).



jueves, 18 de septiembre de 2003

Tony Montana


 "¿Qué miran? Son todos unos imbéciles. ¿Saben por qué? No tienen los huevos para ser lo que quieren ser. Necesitan gente como yo. Necesitan gente como yo para poder señalarla con sus putos dedos y decir 'ese es el malo'. ¿Y eso qué los hace? ¿Buenos? Ustedes no son buenos. Sólo saben cómo esconderse, cómo mentir. Yo no tengo ese problema. Yo siempre digo la verdad... incluso cuando miento."

Tony Montana, Scarface (1983)

Get Smart: un clásico

sábado, 13 de septiembre de 2003

jueves, 4 de septiembre de 2003

RPS: RUDOS PERO SENSIBLES


A Sanfeliú, Gómez, Cato, Forno y Fierro, entre otros

SOMOS TIPOS RUDOS PERO SENSIBLES
amamos el ojo del huracán y la paz de los templos
besamos como corruptos
lloramos como colegiales
bebemos el whisky frío de los caminos
y nos quedamos dormidos debajo de un árbol
con la belleza entre las piernas
(la encontramos dulce de noche salada en la mañana)
no tenemos lindas ideas pero leemos el corazón
besamos como corruptos
lloramos como colegiales
no somos la mayoría silenciosa o el relámpago
pero tampoco pero tampoco
Caminamos por las calles perdidas del centro
buscando a la Verdad o la Dignidad
sin embargo nos distraemos con un par de pechos,
con una frase bien hecha,
y nos vamos por esos oscuros pasajes.
Buscamos el grial en las fuentes de soda de plaza yungay.
Cuando alguna chica nos asusta le disparamos
poemas calibre 44 vía teléfono celular o le ofrecemos heridas nuevas en viejos moteles.
Le aplaudimos
le propinamos
le llevamos consuelo,
le traemos el vuelto,
le sacudimos,
le regateamos,
le volamos la raja,
le miramos de frente.
Besamos como corruptos,
lloramos colegiales.
Café con cigarrillos al despertar
una larga lista de cosas pendientes al terminar.
Hablamos de dios en la cama,
hablamos en la cama con dios.
Perdemos el crédito, la fama, el olvido.
y decimos pobres palabras
como te necesito o perdón.
También decimos gracias,
muchas gracias,
yo también los quiero.

estrada (2003), poema del libro no publicado "Lado b", ediciones beta pictoris.

C (de consuelo)

cueca cama corazón cristo carretera coca-cola culo cuaderno curioso calentura canalla café campamento caca cunetear confusión cannabis cópula cantar de los cantares casablanca cato cátulo clítoris comunión compasión carabelas cremallera cueca cama corazón cristo carretera coca-cola combinado cruz cosquillas crisis cacheteo copa concupiscente concilio cazuela canelo calle caída contingencia cantina coger calzones casa cancha caballero caricias cueca cama corazón cristo carretera coca-cola consuelo

estrada (2003), poema del libro no publicado "Lado b", ediciones beta pictoris.

miércoles, 3 de septiembre de 2003

Linklater: Dazed and confused

Un irreconocible Ben Affleck aparece en esta escena de la subvalorada película de Linklater. Cómo tan piola y tan buena? Una película sobre un último día de clases, en que pasan pocas cosas, hay buena música de fondo, marijuana en pantalla, y un tipo diciendo al final:"si algún día, digo estos fueron los mejores años de mi vida, peguenme un tiro" (o algo así, cito de memoria).
La bella Milla Jovovich actúa, canta en guitarra una canción de su primer disco y durante el rodaje se fue a Las Vegas a casar con Shawn Andrews.
El 2004 unos compañeros del colegio de Linklater lo demandaron por usar nombres y apellidos parecidos a los de ellos.