viernes, 21 de noviembre de 2003

Sitio anti Bush le lleva gran concurso gran:


bushin30seconds



¿Cansado de ser golpeado por la propaganda bélica de la administración Bush?
Aqui hay una forma de responderle. Este sitio promueve un singular concurso de publicidad donde no necesita estar entrenado en cine o marketing sólo ser capaz de crear una propaganda que diga la verdad sobre George W. Bush

Todas las ideas serán posteadas en este sitio y votadas por los visitantes. Las más votadas pasarán a la selección de un panel de jueces entre los que están: Michael Moore, Donna Brazile, Jack Black, Janeane Garofalo, Margaret Cho and Gus Van Sant. La idea ganadora será lanzada en televisión durante la semana en que Bush jr. se dirija al país para dar el discurso 2004 del Estado de la Unión."

domingo, 16 de noviembre de 2003

Juliette

sábado, 8 de noviembre de 2003

Reality lucidez


Charly García, de visita en el Reality Show El bar:

"Realmente me alegra ver cómo ustedes los jóvenes viven su esclavitud con tanta libertad."

Citado por Dieguez en
"Puto el que lee"

jueves, 6 de noviembre de 2003

Ayudando por años a las mujeres a bajar sus estándares


tequilapara laschicas

Ya que Dani me reprochò, es preciso anotar que esta gentil propaganda fue extraida directamente y sin dolor desde justlola

lunes, 3 de noviembre de 2003

Esta revolución no tiene rostro


revolucionsinrostro

Wu Ming es un laboratorio de diseño literario que trabaja en diversos medios.
La marca registrada Wu Ming es administrada por un colectivo de escritores/activistas que han constituído una compañía de negocios independiente que proporciona "servicios narrativos". Esta expresión tiene el significado más amplio y describe todas las actividades que conectan la literatura con los nuevos medios.

Los fundadores de Wu Ming son Roberto Bui, Giovanni Cattabriga, Luca Di Meo y Federico Guglielmi (anteriormente integrantes del
Proyecto Luther Blisset --desde 1994 hasta 1999-- y autores de la novela Q), pero, en todo caso, los nombres son de poca importancia. De hecho, wú-míng significa "sin nombre" en mandarín. En China, es usado a menudo como firma de textos disidentes.

El nombre en sí es una evidencia cierta de nuestro desinterés por convertirnos en VIPs, calmados escritores de salón o amaestrados simios de premio literario. Al contrario, en el nuevo proyecto sobreviven, debidamente modificadas, las mismas características que hicieron grande el Proyecto Luther Blisset: formas y contenidos radicales, heterónimos e identidades cambiantes, tácticas de guerrilla de la comunicación... Todo esto está enfocado en la literatura o, más en general, dirigido a contar historias (sin importar el medio: novelas, guiones, artículos, ideas para videojuegos o juegos de mesa etc.) y/o a ocuparse de historias diseñadas por otras personas (edición, exploración de talentos, consejos promocionales, traducciones de y a diferentes lenguajes etc.).

Como se estableció en los meses siguientes a la publicación de Q, nuestra conducta sería: mostrarnos, pero no aparecer, ser accesibles a los lectores y opacos en los medios. Tal comportamiento no debe ser confundido con un exceso patológico de timidez al estilo Thomas Pynchon o J. D. Salinger: Wu Ming participará en la promoción de los productos (entrevistas, lecturas etc.) en tanto en cuanto no degenere en el gastado culto al "personaje" (sesiones fotográficas, apariciones en televisión, charlas etc.). Wu Ming rechazará cortésmente todas esas propuestas y pedirá que el logotipo oficial de la firma sea publicado o emitido en lugar de las caras de los escritores. El logo está compuesto por los dos ideogramas chinos correspondientes.


wuming


Las muchachas sencillas (Spiniak posa abajo)


amigasdespiniak


"Las muchachas sencillas
dudan que el mundo sea un balneario
para lograr bronceados excitantes
y exhibirse como carne en la parrilla
de una hostería al aire libre.

Las muchachas sencillas
no cultivan el arte de reptar hacia la fama
ni confunden a las personas con peldaños
ni practican ocios ni negocios
ni firman con el trasero contratos millonarios.

Las muchachas sencillas
estudian en liceos con goteras,
trabajan en industrias y oficinas,
rehúyen las rodillas del gerente,
hacen el amor con Luis González
en hoteles, en carpas, en cerros, en lugares sencillos.

Las muchachas sencillas
se convierten en madres, en esposas sencillas,
luchan largos años como sin darse cuenta,
llenándose de canas, de várices y nietos.
Y cuando abandonan este mundo
dejan por todo recuerdo sus miradas
en fotos arrugadas y sencillas."

Eduardo Llanos Melussa (2003), Antología Presunta, Fondo de Cultura Económica.
También disponible en CD