domingo, 16 de octubre de 2005

Padre Hurtado según Profesor Peña

No deja de ser curioso que entre varios de los viajeros a Roma del próximo wikén se encuentren los hijos y nietos de quienes consiguieron con sus quejas sacar de Chile al padre Vives (mentor de Alberto Hurtado) y a través de las páginas del Diario Ilustrado, reclamaron contra su "falta de espíritu de unidad" y "falta de espíritu jerárquico". También algún obispo celoso constantemente lo cuestionaba y, entiendo, se murió sin reconocer su error.
Todo esto, además de las peleas con el Partido Conservador, con algunas piadosas, con encargados vocacionales, etc. no saldrá por pantalla en los próximos días y de pronto, parecerá que todo siempre fue así, que el curita Hurtado siempre tuvo una aureola encima de la camioneta verde.

Algo en la línea de una mirada más completa y compleja, me parece se encuentra en el espléndido artículo de hoy del profesor Carlos Peña, una suerte de rockero del derecho.



"A juzgar por esa sonrisa ancha, levemente desdentada, los ojos brillando, el pelo cortado con descuido, y esa actitud corporal siempre en movimiento y en alerta -empuñando una pala, gesticulando con entusiasmo, la sotana al viento, conduciendo una camioneta, y hacia el final algo pálido y con el semblante insomne, como si incluso dormir fuera un despilfarro o una traición a los demás-, vivió en medio de esa rara felicidad, de esa bulla interior y esa melancolía que no excluye ni la duda, ni el sufrimiento ni el dolor. Estaba inflamado por la fe.

A juzgar por sus escritos, sus prédicas, sus temores, sus rabias y los recuerdos de quienes le conocieron y se dejaron hechizar por él, la suya no era esa fe tan frecuente hoy día, que se instala en sí misma, que se siente a sus anchas con el consumo conspicuo y el confort. Que se usa como un símbolo de distinción, de ascenso y de certeza. Como un signo de refinamiento espiritual. La suya no era esa fe exenta de la locura de la cruz. No era una forma de consuelo. No tenía nada que ver con los vapores metafísicos. No era un sucedáneo de la filosofía.
Era una incomodidad y un desafío. Una exigencia.

Sospecho que, por eso, él debió estar lleno de incertidumbres y de temores.Sospecho que debió dudar más de una vez de esa zarza encendida a la orilla del camino. Como si estuviera parado al borde de un abismo. Pensando una y otra vez si acaso valía la pena saltar. Quizá la fe no era más que eso, pensó. Una duda que se sostiene en sí misma y que se ahoga sólo cuando uno se vuelca a los demás. Una incomodidad que muestra que el mundo está mal hecho. Casi siempre por debajo de nuestros anhelos.Cualquier cosa, menos la simple certeza de lo sobrenatural.

Vivió en un Santiago que no es, claro, el de hoy día; aunque quizá se le parece. Por aquel entonces, cuando Alberto volvía de Europa con la cabeza llena de ilusiones, la mayoría de quienes morían no alcanzaban siquiera los catorce años. Los pobres, el servicio doméstico, los proletarios, habitaban conventillos, piezas de prestado, rincones debajo de los puentes, o incluso algo menos que eso.Una minoría de gente pasaba al lado de ellos y se reunía en los salones y en las misas como si lloviera. Encomendaban su alma a Dios y pensaban que, después de todo, siempre habrá pobres en este mundo.¿Qué tenían que ver la economía y el trabajo con la fe, con ese leve sopor que sentimos en el crepúsculo? -se preguntaban mientras caminaban a la misa, antes del almuerzo. Los domingos. Mientras dejaban caer una moneda.

Pero llegó Alberto con esa fe que no le hizo asco al mundo. Denunció entonces la injusticia. Casi perdió los modales. Iracundo, molestoso, convencido, inflamado, salivando. Sin temor al conflicto. Amo el combate, dijo, por amor al bien. Irritó a muchos, a demasiados. Lo trataron entonces de rojo, ¡de sociólogo!, de simple pedagogo. Lo acusaron de confundir el misterio de lo sobrenatural con este valle de lágrimas. Y la belleza quieta de la revelación, con la lucha de clases.Pero, insistía él, ¿cómo podían decirse católicos y caminar por entre la miseria tan tranquilos? ¿Éramos acaso sólo hijos del cielo? ¿No era el humanismo cristiano un llamado a la acción en vez de un simple relato conceptual? ¿Acaso la caridad era una huida? ¿La esperanza un espejismo para hacer andar la máquina? ¿La fe una superstición sofisticada? ¿No estaba Cristo camuflado entre los pobres? ¿Cómo podía conciliarse esta miseria con la mano providente de Dios? ¿Acaso la fidelidad a Dios no debía traducirse en justicia entre los hombres?

No estoy seguro de que todos quienes lo adorarán en los altares, tengan respuestas para esas preguntas. Por eso, quizá se preferirá acentuar en él lo sobrenatural. Lo misterioso. Y se repetirán los milagros y las apariciones. Las mandas. Las estampas. Los escapularios. Las sombras en la pared. Los tours al Vaticano. Los cánticos algo ingenuos. De fogata en la playa. El merchandising. La pulseras compradas en el mall. Se contarán historias suyas, anécdotas de cura bueno, levemente inocente. Se le convertirá en un ideólogo de la caridad a gran escala. En un simplón entusiasta. Se le transformará en un ícono de la filantropía. En un símbolo de esas cenas magras de una vez al año, donde la mano izquierda ve en las páginas sociales, y sin asomo de ninguna duda, lo que hace tu derecha. Se lo domesticará. Y temo que la espléndida insensatez de su fe brillará por su ausencia."

viernes, 14 de octubre de 2005

nuevo sistema responsabilidad penal adolescente

El alter ego de Cienfuegos ha dedicado años a este temazo por lo que va post sobre este asunto público.

El miércoles recién pasado el Congreso de la República ha terminado el despacho de la ley que crea por primera vez en nuestro país un sistema de responsabilidad penal adolescente. Sólo resta pasar por el Tribunal Constitucional y luego la promulgación y publicación de la ley, que les adjunto en su versión definitiva.

El proyecto, como quizá algunos recordarán, ingresó a trámite parlamentario el año 2002.
Durante la discusión legislativa se produjeron ires y venires, muy propios del tema y del momento actual.
Creo que el texto final recoge los ejes centrales que el Ejecutivo planteó en su mensaje: enfrentar el delito cometido por adolescentes pero dando oportunidades efectivas de reinserción y rehabilitación, terminando con el anacrónico y arbitrario proceso del discernimiento y poniendo a los adolescentes infractores de ley en un marco de derechos y garantías como nunca antes han tenido en nuestro ordenamiento.

Si bien los tiempos máximos de duración de las penas privativos no fueron los que planteó el Ministerio de Justicia, sí quedo claro que, básicamente, sólo se aplicarán a delitos gravísimos (delitos que para un adulto parten en 10 años y día) y que la sanción de internación en régimen cerrado sólo será aplicable a delitos que en el caso de un adulto serían de 5 años y día para arriba (crímenes) lo que nos parece se corresponde con el mandato de la Convención de usar la privación de libertad sólo en carácter de ultima ratio.

Las sanciones no privativas de libertad siguen siendo la gran apuesta del nuevo sistema. Ejecutadas por instituciones privadas colaboradas acreditadas del SENAME, han mostrado en estos años de preparación una gran creatividad y compromiso con las garantías y la reinserción. Son quizá los grandes protagonistas aún poco visibles de este nuevo esfuerzo que pretendemos desplegar.

No creo justo decir que esta ley va a penalizar a los jóvenes (del momento que ya hoy hay castigo penal bajo etiquetas de protección pero sin debido proceso ni garantías), o aumentar la criminalización. Desde el Ministerio de Justicia se ha enfatizado en que con esta ley, lo que conseguimos como país, es regular la reacción estatal ante delitos cometidos por adolescentes y, a mediano y largo plazo, reducir los delitos juveniles por la vía de la temprana interrupción de carreras delictivas. Ahora, los discursos de campaña de los distintos actores probablemente enfatizarán otras lecturas.

Por delante se viene el desafío de la implementación de la ley. Estoy convencidos que en la difusión, capacitación y coordinación interinstitucional se juegan la concreción de los principios contenidos en la nueva ley. En estas tareas se necesitara contar con la colaboración y creatividad de todos los actores públicos y privados.
Puedes acceder al texto aprobado clikeando aquí

viernes, 7 de octubre de 2005

gracias fuguet & ortega


Muy buena película. posteo antes de irme a trabajar mientras escucho a fuguet explicar en la concierto su parada frente a las críticas de esta mañana a "Se arrienda". "Que pasalacqua no la haya entendido me parece un halago". de acuerdo.

Quiero decir que me pareció entretenida, conmovedora y muy cercana.
Me gustaría que mucha gente la fuera a ver, creo que hay varias de las obsesiones de fuguet muy presentes y bien logradas:
1. La ciudad de santiagonia como un fondo perfectamente equiparable a berlin o barcelona al momento de filmar y contar historias.es cierto que no sale la legua ni la chimba pero es el mundo de fuguet, el que él conoce y lo muestra no sólo sin vergúenza sino con ese cariño en la fotografía y eso se agradece.
2. Los diálogos como la herramienta más potente para contar la historia. frente a los diálogos de ortega y fuguet, palidecen illanes, bayle, serrano, allende, y la nueva narrativa (que en general es más del monólogo interior o la atmósfera del narrador omnisciente). diálogos como dios manda. esos que hicieron temblar a valente por las chuchadas escatológicas que contenían. diálogos entre amigos que van de la puteada a la cosa más introspectiva, diálogos contados sin voz empalagosa ni dicción de actor (esa gente extraña que pronuncia las eses finales y modula muy bien)
3. Gran gran actuación de luciano cruz coke. este tipo carga la cruz de ser hijo de un facho de áquellos y de ser estrella de la tele y la farandulitis. pero se ha desmarcado muy bien de esa mochila y su actuación me parece creíble, talentosa, llena de matices.


2 ejemplos: La escena que ortega acaba de postear con el guión, en que el personaje de cruz coke le galantea a cordelia, no peca de galanosis, el tipo no se las da, tampoco se va para atrás, está llena de matices en que el tipo avanza 1 paso y retrocede, en el umbral de la timidez y el arrojo ante una chica que te impacta.

El segundo ejemplo que me parece total es la escena en que el chico de familia disfuncional le cuenta su dramón, la cámara de fuguet muestra a cruz coke escuchando. nada más que eso. el tipo no actúa. no se las da ni se llena de muecas o entrecerrar de ojos, sólo escucha. deja de actuar que es lo más difícil de lograr (actor's studio dixit), está increíble en ese silencio y lo mismo la cámara que pasa de uno a otro sin importar quién sea el que está hablando (una vieja lección del woody allen de los 70, al que además, creo, cita con la escena del museo).
Aparecen en esa escena de Se Arrienda los 2 personajes fuguetianos por excelencia: el artista levemente autista (andoni en "por favor...") y el chico de familia disfuncional (matías vicuña de "mala onda", Lucas de "Por favor rebobinar").

Ciertamente hay errores de tipeo (falta de sudor y jadeo después de la carrera de cruz coke al final, quizá más música por parte de los músicos personajes) pero son secundarios erspecto de lo principal y en esto, creo que a punta del woody allen de los setenta y el linklater de los noventa, fuguet y compañía han armado una película que nos cuenta el viejo tema del paso a la adultez en clave contemporánea con las risas, traiciones y canciones que la situación amerita. última escena: se abre una reja.

lunes, 3 de octubre de 2005

SIC: el cqc del periodismo escrito

Viene hoy en El Mostrador:
2 de Octubre del 2005


"Gobierno: ''(Joaquín Lavín) tiene una cierta tendencia a la majadería''
La decisión, inédita en la historia del fútbol brasileño, fue anunciada hoy por el presidente del tribunal, Luiz Zveiter, tras recibir las conclusiones de dos comisiones creadas para investigar las denuncias de que un árbitro recibió sobornos para favorecer una mafia de apuestas en la internet.

El ministro secretario general de Gobierno, Osvaldo Puccio, remarcó los grandes esfuerzos y la inversión que ha realizado el Ejecutivo para combatir la delincuencia debido a los ataques que esta última semana ha recibido por parte del abanderado presidencial de la UDI, Joaquín Lavín."

Buljubasich


El meta del glorioso equipo cruzado sumó 1.053 minutos sin recibir goles en el triunfo de la UC sobre Universidad de Concepción y rompió la marca que logró Eduardo Fournier en 1985, defendiendo a Cobreloa
Foto: Richard Salgado / Fuente:
www.lun.cl

domingo, 2 de octubre de 2005

Se Arrienda ("Rented")


En 5 días se estrena Se Arrienda, la primera película de Fuguet con guión en coautoría con Ortega. Ojalá vaya mucha gente el próximo wikén al cine. Creo que hoy o mañana se estrena en Valdivia. Un tiempo rayé mucho con sus novelas (en especial "Por favor, rebobinar" y "Tinta Roja") y su mirada cinépata y con distancia frente al mundillo del literaturreo shilensis. Me costó muchas discusiones con amigos y largas explicaciones desde las distintas esquinas del ring. Creo que esos libros en especial (pero también varios cuentos) exhiben un envidiable oído, un ritmo medio fanky en la narración y la alucinante sensación de que este tipo escribía en las mismas calles donde uno pasaba en micro con el libro en las manos casi como guía turística de miami. Me gustaba además reconocer temas recurrentes: el padre ausente o distante, la trivia ochentera, los pares de tribu, josh remsem/mike patton, cierto autismo estético y ético, cierta distancia con la íconografía latinoamericana, las conversaciones por teléfono como un espacio de intimidad; de hecho estoy convencido que nadie ha escrito mejores conversaciones por teléfono que fuguet en toda la historia de la literatura nacional y desafío al que no comparta mi opinión a demostrarla con citas al ristre. En fin, espero que en su paso al cine le vaya muy bien.
Acá va un fragmento del guión, gentileza de ortegaverso:

"EXT. CALLES CENTRICAS -BARRIO UNIV - NOCHE.
GASTON, CANCINO y JULIAN salen de un local tipo La Batuta y caminan por la noche. Los seguimos de espalda, y de frente, y de lado, hasta que llegan a la Alameda. Pasan por el barrio universitario, Salvador Sanfuentes, entran por Virgina Opazo, toda iluminada de blanco.

JULIAN
¿Supiste lo de Chernovsky?

GASTON
No, qué?

CANCINO
Cagó.

CANCINO para y enciende un pito. Pitean. Le ofrece a GASTON. Siguen caminando.

GASTON
El otro la día la ví. Me pareció que estaba mal.

CANCINO
Remal. Pal pico.

GASTON
Estuve a punto de saludarla y, no sé, no pude.

JULIAN
Por qué. A ti siempre te cayó bien. Te tenía buena.

CANCINO
Siempre estuvo media enamorada de tí.

GASTON
Lo dudo

CANCINO
A mi siempre me miró en menos. Igual me da pena lo que le pasó pero, no sé, a veces creo que la gente que odia demasiado, termina pagando el pato. Onda justicia divina.

GASTON
No hablis huevadas. Pero qué pasó.

JULIAN
A la larga, mala administración.

CANCINO
Se dejó estar.

GASTON
A ver dame. ¿Es grave?

CANCINO
Grave sí. Perdió una pierna.

GASTON
Qué???

JULIAN
Horrible. Supongo -eso sí- que la moraleja es clara.

GASTON
Pero qué hizo? Qué pasó?

JULIAN
La atropellaron pero fue su culpa. O sea, no su culpa pero... estaba curada. Seriamente borracha.

GASTON
No seas moralista.

CANCINO
Una mina borracha es peor que huevón curado. No es por ser machista pero así es. Es más decadente.

JULIAN
Además, no tenía plata. Y la trataron mal, no tenían todos los implementos... estaba en Los Vilos.

GASTON
Qué hacía en Los Vilos?

CANCINO
Ahí vivía. Se presentó a alcaldesa por la izquierda y no ganó.

JULIAN
Hacía artesanía pero estaba demasiado sola y tomaba. Se consiguió una casa de veraneo.

CANCINO
La cuidaba. Así no tenía que pagar arriendo. Lo peor es que estaba embarazada.

JULIAN
De un pescador. Perdió al crío, en todo caso. Puta, la mina predicaba contra el amor y el matrimonio, pero quería tener una familia igual.

CANCINO
El pescador ya estaba casado, tenía como 17 hijos.

GASTON
Esto es ficción, ¿cierto? Me estai inventando una teleserie?

JULIAN
Puta, es que la vida de la mayor parte de la gente es como una puta teleserie.

CANCINO
Si uno no atina, la vida se te puede volver un programa de Carlos Pinto. La dura.

JULIAN
De qué le sirvió tanto estudio. Puta, perder una pierna porque me atropellaron curado y pobre en Los Vilos.

GASTON
Qué tienen contra Los Vilos?Los dos lo miran.

JULIAN
Estaba escondida. Escapando. Puta, siempre fue así. Eso le pasó no de mala pero...

CANCINO
No tenía ni Isapre. Cáchate. No pudieron trasladarla a Santiago. No tenía para unos remedios o algo, se infectó, y ahí cagó.

GASTON
Tampoco tenía famila. Ahora creo que está en Copiapó. Un pariente buena onda se la llevó para allá, porque todos los demás le hicieron la cruz.

CANCINO
Puta, ni huevones, si la mina no los pescaba ni en pelea de perros. Le parecían que eran demasiado judíos, demasiados fachos, demasiado conservadores. Así que estaba sola. No podís estar solo cuando estai enfermo. Podís estar solo viendo tele, o cuando te dan ganas de correrte una paja, pero no podis estar solo siempre. Esa huea se sabe. La soledad y la ansiedad son mala unión.

JULIAN
Chernovsky estaría mejor si hubiera sido menos intolerante. De que el mercado es cruel, es cruel.

GASTON
No hablis huevas. Qué tiene que ver el mercado. De qué hablai?

JULIAN
Mejor ser parte y usarlo que estar fuera y que te aplaste. Pobre. Igual siempre fue un poco loser. Todo este lamentable episodio sólo sirve para confrirme la teoría de los tres avisos.

GASTON
Qué tres avisos?

JULIAN
Dios te da tres oportunidades para salir del hoyo.

CANCINO
La tercera es la vencida. Si no atinai, no atinai. Cagai. Te vas cortado.

JULIAN
Chernovsky tuvo sus oportunidades y cagó. Nadie puede dedicarse a ser poeta y artesana y esperar que el país o el gobierno o el mundo la alimente por eso.

GASTON
Qué tienes contra la poesía? Hay poetas la raja.

CANCINO
Digamos las cosas como son: ella se creía mejor que nosotros.

JULIAN
Que todos.

CANCINO
Ella creía que el mundo la iba a entender pero, puta, no hizo nada por entender el mundo.

JULIAN
Es raro pero, más que pena, quizás uno debería sentir respeto. Pero no puedo respetar a alguien que se pasó la realidad por la raja. Eso no es ser idealista, eso es ser inconsciente. "

sábado, 1 de octubre de 2005

gorro para temporada de alergias


Ibid

calcomanía equivocada


Extraida desde un sitio especializado en tonteritis, dumbphotos.com