miércoles, 31 de mayo de 2006

martes, 30 de mayo de 2006

Woody by Fuguet

woody


Cuando leí el sábado el titular de la entrevista sentí que Fuguet estaba cumpliendo un sueño, uno que yo también tengo: una conversa con Woody. Es bueno recordar que esa utopía fuguetiana está presente en el cuento final de "Sobredosis". En fin, Voy a dejar acá esta entrevista publicada en El Mercurio que aunque fue por teléfono logra transmitir el calor de la conversa con un grande:

"-This is Sara, from Woody Allen­ me dice Sara, de Woody Allen Productions­. Are you ready? ¿Estás listo? ¿Estaré listo? ¿Puede uno estar listo para entrevistar (conversar, ojalá conversar) con Woody Allen? Me dan ganas de decirle que no, que no estoy listo, que nunca lo estaré. ¿Cómo puedo estarlo? Pero de pronto pienso que, mal que mal, he visto todas sus películas. Varias veces. Más de lo recomendable, quizás. Soy de aquellos que, si aparece una película de Woody Allen en el cable, no me importa cuál, me quedo pegado y la veo hasta el final. Desde Dos extraños amantes, he visto todas sus películas en el más estricto y riguroso orden: una al año, en orden de aparición. Creo que la peor película de Woody Allen es infinitamente superior que la mejor película de muchos realizadores. Sombras y niebla, la que menos me gusta, dejaría a cualquier cineasta latinoamericano orgulloso y mareado. Minutos antes que suene el teléfono, Margarita Ortega, mi productora en Cinépata, me pregunta, de pasada, así a la rápida, si estoy nervioso. Basta que me digan eso para darme cuenta de que sí, que lo estoy, y que tal como en Hollywood Endings: La mirada de los otros, la comedia en que Woody Allen pierde la vista ante el pánico de volver a rodar una película después de mucho tiempo, acabo por sicosomatizar y capto que no tengo voz. Estoy prácticamente afónico.

­¿Es tu director favorito?­ me pregunta.

­No sé. Uno tiene tantos directores favoritos.

¿Quién tiene tantas obras maestras en
su currículum? Annie Hall, Interiores, Manhattan, Zelig, Hannah y sus hermanas, Crímenes y pecados y, ahora, Match Point. Y esas son aquellas que no merecen discusión. Porque La otra mujer también podría estar ahí (en rigor, debe estar ahí) y, quizás, por qué no, Maridos y esposas.

­¿Hay té? ¿Hay miel? No puedo hablar.

Entonces suena el teléfono y la secretaria me dice:

­Te llaman de Estados Unidos. Alguien que habla en inglés. No entiendo.

Atiendo.

­Hi, this is Sara from Woody Allen. Are you ready?

Estoy ready. Listo. Partamos:

­Mr. Allen. Greetings from Santiago.

­My pleasure, good afternoon.

­This is an honor­ le digo­. He visto todas sus películas. Desde chico.

­Thank you. Eres muy gentil. Y paciente.

Woody Allen habla exactamente como Woody Allen. Habla exactamente como en todas sus películas. Basta estar con él, estar telefónicamente con él, digo, para que todas esas películas, y todos esos recuerdos, y todos esos momentos gloriosos, regresen a uno. Y todo por una voz. Esa voz. La voz tartamuda, levemente gangosa, con ese viejo acento de Brooklyn con remanentes de yiddish. Una voz, además, más calmada que en sus películas, casi en tono menor.

Dicen que cuando alguien pierde uno de los cinco sentidos, los otros cuatro se potencian. Siento eso. Lamento que la entrevista sea por teléfono, pero pienso: mejor esto que nada. Sé que, después de colgar, seré otra persona. Sé que, a la noche, hablaré con mucha gente y le escribiré a otros tantos, contándoles que durante la tarde estuve cerca de la inmortalidad. Durante la tarde, escribiré, estuve charlando, por teléfono, con nada menos que Woody Allen, alguien que, sin lugar a dudas, es un ícono del siglo XX y, ahora, a los 70, y en un siglo nuevo, se ha reinventado con un nuevo telón de fondo. Match Point, suerte de Crímenes y pecados sin los pecados ni los chistes ni la piedad, lo tiene de vuelta, pero lo cierto es que nunca se ha ido.

Le pregunto si está contento con su nueva película. Me dice que sí.

­La verdad es que me tiene muy contento. Son tan pocas las películas que he realizado que me han dejado contento que la verdad es que sí. Esta me gusta, creo que quedó bien.

Yo pienso: quedó increíble. Te destroza, te hipnotiza, te hace dudar de los seres humanos y, a la vez, como en Dostoyesvski, te hace apostar por un héroe que no tiene nada de heroico. Paso entonces a la pregunta cliché, la que todos, sin duda, le han preguntado desde que Match Point ganó 6­0, 6­0, 6­0, sin siquiera participar, el último festival de Cannes: curioso que alguien tan asociado a Nueva York filme una historia no sólo ambientada en Londres, sino una historia inglesa.

­Me gusta mucho Londres, tal como París. Son las únicas ciudades que realmente conozco. A las que siempre regreso. Regreso a ellas porque las conozco. No me gusta viajar y no me gusta ir a sitios que no conozco. Londres se parece mucho a Nueva York y, por lo tanto, me siento
muy cómodo.

­Sí, pero aún así, se requiere de muchas agallas para plantear una historia en un sitio que, por muy conocido que le sea, es otro país. Otra cultura.

­Es que tampoco tuve mucha oportunidad. No es que lo haya planeado. De hecho, la primera versión de Match Point transcurría en Manhattan y sus alrededores. Pero lo que pasa es que a mí no me ha ido tan bien. Ya no consigo financiamiento acá. Entonces se dio esta oportunidad y la tomé. La verdad es que no fue tanto una elección, sino una imposición. O aceptaba el dinero extranjero o no podía seguir filmando. Las cosas se dieron así. La verdad es que quedé contento con Londres. Mi nueva película también la rodé allá y fue un rodaje muy agradable.

Está claro, le digo, que sabe que tiene sus seguidores, para no decir fans, en Europa. Sobre todo en Francia. ¿Sabía que acá también es un ícono? ¿Sabía, por ejemplo, que en Buenos Aires Ud. es Dios? ¿Que Match Point se ha estado exhibiendo a tablero vuelto en Argentina y ya ha obtenido más de 300 mil espectadores?

­No, no. No lo sabía. Alguien una vez me comentó que mis películas funcionaban allá abajo, pero lo cierto es que no conozco por allá y no creo que conozca.

­¿Por qué? Nunca se sabe. Con lo reconocido y admirado, a lo mejor alguien le financiaría un filme en Chile o en Argentina.

­No­ me responde tajante­. Nunca iré a Sudamérica. No conozco Sudamérica. Además, está muy lejos. ¿Cuántas horas de vuelo?

­Unas once o doce.

­Es mucho tiempo. Además, me saldría muy caro. Viajo con toda mi familia y somos muchos. Londres está mucho más cerca.

Decido insistir con el tema sudamericano. Algo de trivia. Me queda poco tiempo. No he preguntado nada de lo que deseo preguntar, esto se está volviendo una conversación, no una entrevista para promocionar Match Point, que es el acuerdo que, seguro, se ha llegado, pero nada, ya llegaré al tema de película en sí.

­Quiero hablar de Melinda y Melinda. Es una estupidez, lo sé, pero creo que, en toda su filmografía, la única referencia a Chile es en Melinda y Melinda. A Will Farrell se le quema el chilean sea bass. ¿Ud come congrio chileno?

­Por supuesto. En todos los restaurantes buenos, los mozos te bombardean ofreciéndote congrio chileno. Se ha vuelto una cosa de moda.

­Por lo tanto, cuando estaba escribiendo y necesitaba un pescado, se le vino a la mente el congrio chileno.

­Sí, no me acuerdo. Quizás el día antes comí eso, no sé. Pero el congrio chileno está muy de moda, es algo que esos personajes comerían. Quizás no comerían otra cosa porque eso es lo que esa gente, gente ilustrada de acá de Manhattan, come. Más que una obsesión con el pescado chileno, es un deseo de captar un cierto mundo.

­Hablando de mundo: ¿cuán conectado está con el mundo? El mito dice que muy poco.

­No es un mito. Estoy muy poco conectado. Me interesa poco el mundo.

­¿Y la cultura pop?

­Estoy muy desconectado.

­¿Pero sabe quién es Daniel Johnston?

­Sí, pero no tenía idea quién era hasta que el director del documental se acercó a mí. Me interesó el caso, me mostró material y me gustó lo que estaba haciendo. Así que, gustosamente, le pasé los derechos de Broadway Danny Rose.

­¿Y qué le parece Daniel Johnston como músico?

­Me parece que no posee ningún talento redentor. Me parece que es una persona enferma. Pero el documental está muy bueno.

­O sea, vive una vida más bien desenchufadaÉ

­Vivo una vida muy aislada y tranquila y de hábitos. Veo televisión, pero
sólo deportes y noticias. Veo muy pocas películas.

­¿Y cómo elige esas película? ¿Cómo sabe qué existen, que se estrenaron? ¿Lee a ciertos críticos? ¿Está suscrito a The New Yorker?

­No leo a los críticos.

­¿Entonces cómo sabe qué están dando?

­Es que no veo las películas en el cine.

­¿Es fanático del dvd? ¿Tiene una colección muy grande? ¿Le baja la tentación y se larga a comprar discos de The Criterion Collection?

­No tengo dvds ni video. Veo las películas en mi sala de proyección. Tengo un microcine en mi oficina. Veo las películas en 35mm. Hay estudios y amigos directores que me las prestan. Son muy amables.

­¿Pero cómo se entera de que estas películas existen?

­Por amigos o conocidos. Durante los rodajes el equipo me comenta qué películas le ha llamado la atención o qué debo ver. En todo caso, tampoco veo tantas. De chico y de joven veía mucho.

­A ver... entonces cómo elige a sus actores. Siempre está trabajando con los mejores y con aquellos que están en la cúspide de sus carreras.

­Tengo una gran directora de casting. Ella sabe mis gustos. Ella ve todo. Sabe lo que está pasando, está muy al día. Yo no sé nada y, la verdad, me gusta que sea así. Yo sólo quiero escribir mi guión y dirigir mi película.

­Una al año.

­Cada otoño, sí.

De pronto, Sara regresa al fono. Ultima pregunta, dice, con voz firme, seca, cortante. ¿Cómo sigo? ¿Qué pregunto?

­Mr. Allen. ¿En qué momento dejó de filmar sus guiones y se sintió un director de verdad?

­Con Interiores.

­Cuando debutó, ¿nunca le dio miedo que le quitaran la película? ¿Que hablaran detrás suyo en el set? Mal que mal, era un actor, un comediante.

­Para mi debut, todos me decían: no te da nervios estar gastando un millón de dólares de dinero ajeno. Pero no, nunca tuve nervios.

­¿Qué le daba esa confianza?

­Haber escrito el guión. Por eso siempre filmo guiones míos. Me insegurizaría dirigir guiones ajenos, pero cuando uno escribe la película, la tienes en la cabeza, y ni la persona más cercana o poderosa del set la puede tener tan clara como tú.

­Un debutante debería ser guionista, entonces.

­Todos deberían escribir sus películas. Sino simplemente eres un director de comerciales, no un cineasta.

Sara vuelve a interrumpir.

­I have to go. Me están haciendo señas ­ me dice Woody.

­Una más: ¿cuál es la tipografía de los títulos de todas sus películas?

­Windsor EF Light. Condensed.

­Gracias.

­No, gracias a ti.

­No ­le insisto­, gracias por todas sus películas. De verdad. No tiene ni idea lo que usted significa para mí.

Entonces siento que esto no corresponde, que me salí de los límites de lo periodístico y entré al terreno que ronda lo groupie con lo patético. Pero lo que más siento es emoción y gratitud. ¿Existiría Nueva York si no hubieran existido sus películas? Woody Allen ha estado siempre cerca de mí cuando otra gente no lo ha estado, pienso. En treinta años, uno ha pasado por decenas de sitios, trabajos y personas, pero las películas de Woody Allen siempre han estado ahí.

­De nada. Para eso las hago: para que las recuerden.

Cuelgo.

Llego a mi casa y veo mi afiche de Interiores. Recuerdo la pregunta que me hizo mi productora. Ya sé la respuesta. Un gran director no es aquel que hace las mejores películas, es aquel que ha creado un mundo en el cual te sientes cómodo.

Creo que ya sé quién es mi director

Alberto Fuguet."

lunes, 29 de mayo de 2006

Tomas en la blogosfera

liceoentoma



No me voy a sumar a la demagogia frívola con que todo el progresismo bienpensante, en especial, el extraparlamentario, aplaude las tomas y la movilización estudiantil.
Creo que buena parte de sus demandas evidencian un fuerte déficit en el manejo del MINEDUC, pero varias otras muestran que los chicos no saben bien qué pedir, quién es el responsable y cómo se obtiene. Un ejemplo es la demanda por gratuidad de la PSU para todos. Para todos. Incluidos los ABC1 y la clase media que puede pagarla. Eso, evidentemente, es un subsidio a quienes cuentan con ingresos, pagado por todos. Algo, bastante injusto y que sí se implementara ameritaría una justa protesta de los más pobres.

Pero ante los jóvenes los adultos se dividen en quienes fruncen el ceño y musitan "esta juventud de ahora" con nostalgia de tiempos más autoritarios, y quienes aplauden babosos pretendiendo revivir tiempos floridos ya pasados en que eran "idealistas".
Ninguna postura al medio, que distinga lo acertado de lo espantoso, y que posea una cierta estatura, un reconocimiento que surgiese del trabajo en las bases, etc.
Los mismos adolescentes mostraron el sábado en el programa de TVN que se creen el cuento que están narrando los medios y que es una épica bien floja.

Para seguir las tomas y la movilización vía blog pueden revisar estos sitios:

Liceo de Aplicación, Aplicacionistas, Liceo Industrial Benjamín Franklin, Liceo José Victorino Lastarria, Instituto Nacional, Liceo Tajamar, Francisco Arriarán, Barros Borgoño, Instituto Industrial Italia, Complejo Educacional Maipú, Tómate un liceo, Paro Escolares




miércoles, 24 de mayo de 2006

beatiful boy en cantarístico


Mientras escuchamos "Mala" del conocido grupo local Los Muebles, y la bailamos en casa con andre, benjamín estrada de 1 año 2 meses repite "..ala", "..ala", su debut cantarístico el día del cumple de papá bob, éjale;

otra cosa: el sábado hay reunión en el centro cultural manuel rojas tipo 16:00 hrs vecinos del barrio yungay para fijar posición y cursos de acción ante nuevo plan regulador de alcalde alcaíno pro torres de 40 pisos, anti casa viejas como la de cueto 740 donde crecí

papá bob de cumpleaños

papábob



van unos poemas de papá bob extraidos sin cirugía desde aquí

POEMAS (ALGUNOS OTROS TIPOS DE CANCIONES)

chica negra
ha sido engañada
no es mala
pasada por una chimenea
pasada por un gallinero
vestida de negro
mono plateado
en su espalda
criada negra mamá
borracho papá
haciendo los peores trabajos
en medio de la ley
diez hermanos
con cara de rata
lápida dispuesta
zanja cavada
y falta de caricias
escalera de servicio
asfixiándose
chica negra
devuelve el golpe
roba, empeña
vive del oficio
se sienta y espera en la boca de riego
le gusta el calor
sus ojos encuentran
un grupo de huelguistas
al otro lado de la calle
en su cabeza resuenan
los muelles de la cama
un grito de libertad
tú hablas del orden
ella empeñaría
el mundo
por un dólar veinticinco
chica negra
vestida de negro
saco de yute
a punto de reventar
ha estado ausente
continúa
yo mismo me entrego a ti
para que me empeñes

___________________

para francoise hardy
a la orilla del sena
una sombra gigante
de notre dame
busca agarrarme del pie
estudiantes de la sorbona
dan vueltas en bicicletas ligeras
arremolinando colores naturales del cuero que giran
la brisa bosteza comida
lejos de las panzas de
erhardt reuniéndose con johnson
pilas de amantes
pescando
besándose
se tumban sobre sus libros, botes
hombres viejos
con sus bigotes ensortijados
flotan en los bancos
montones de turistas
en camisa de nylon rojo vino
con sombrero de paja de embajador
(ahora ya no puedo oír al perro
de nixon ladrar)
se alejarán siguiendo la corriente
mientras el sol se pone
las puertas del río están abiertas
debo recordar que
también yo toco la guitarra
es fácil quedarse aquí
más amantes pasan
sobre motocicletas
enlazados
desde los muros del agua entonces
miro a lo que llaman
la margen derecha
y envidio
a tu
tocador
de trompeta.

___________________


"podría hacer que te arrastraras
si me lo propusiera"
dijo mordiendo un bocadillo
entre movimiento y movimiento de ajedrez
"¿para qué quieres hacer que
me arrastre?"
"he dicho que podría"
"podrías hacer que me arrastrara"
"sí, hacer que te arrastraras"
"mm, eres un tipo muy extraño"
"no, simplemente juego para ganar,
es todo"
"bueno, si no puedes ganarme,
es que eres el peor jugador
con quien haya jugado"
"¿qué quieres decir?"
"quiero decir que siempre pierdo"
apretó la mandíbula y respiró
profundamente
"mm, ahora vengo que ganarte"

inmediatamente y dentro del cuadrilátero
juno toma veinte píldoras y
pinta todo el día. la vida dice
es un asunto de primera importancia en las afueras
de chicago, una clínica privada para drogadictos
de caso grave cura a innumerables
sencillas amas de casa enganchadas
por narcóticos de droguería, legalmente
vendidos para tener limpia la cocina.
lenny bruce exhibe sus rudimentarias
películas en la séptima avenida, mientras un
grupo de mujeres introduce furtivamente pequeños
comprimidos blancos dentro d zapatos, medias, sombreros
y otros escondrijos, los periódicos
no dicen nada de esto, irma se va a israel
y me escribe que allí
odian a los nazis mucho más que
nosotros aquí, eischman muere, sí, y alemania
occidental manda a un anciano y acicalado
ermitaño de la gestapo, de ochenta años, a
la penitenciaría, en berlín este
renata me dice que debo llevar
corbata para entrar a un lugar al
que quiero ir, de vuelta aquí, un viejo
culto con una bandera rebelde sobre
el letrero de hogar dulce hogar dice que él no
votará a goldwater. "habla demasiado".
debería tener la boca cerrada"

camino entre patios traseros y veo
a un muchachito con una pluma en el pelo
muerto sobre la hierba. se levanta
y le tiende la pluma a otro muchachito
que acto seguido se
desploma. "ahora me toca a mí ser
el bueno.. toma, piel roja" bang bang
henry miller está al otro lado
de la mesa de ping pong y sigue
hablando de mí. "le has preguntado
al compañero poeta si quiere
algo de beber" le dice a
un tipo que se ofrece a llevar las bebidas
dejo caer mi raqueta de ping pong
y miro hacia la piscina. mis peores
enemigos no me humillan
de manera tan misteriosa.
un estudiante universitario me persigue con un
micrófono y un magnetófono.
¿qué piensa usted del partido
comunista? ¿qué partido comunista?
suelta nombres y números.
no puede contestar mi pregunta. lo
intenta con todas sus fuerzas. yo le digo "no tienes
por qué responder a mi pregunta" se
queda muy afectado. le digo
no hay respuesta mi pregunta
no más de lo que haya para la
tuya, la noria da vueltas
en un parque de california y el cielo tiembla.
se vuelve rojo. sobre dedos apuntados e
hipos. le digo a una periodista que sí
que estoy monstruosamente contra
el comité de actividades antinorteamericanas
y también contra la cia y le suplico que por favor
no me pregunte por qué ya que llevaría mucho
tiempo explicarlo me pregunta sobre
la humanidad y le contesto que no estoy muy seguro
del significado de esa palabra. quiere que
diga lo que ella quiere que diga. quiere
que diga lo que pueda entender. un hombre gordo y flemático
con el estómago prestado da a su mujer
una sonora bofetada y arremete contra una
manifestación de los derechos civiles. mientras una
extraña muchacha me persigue por smoky mountain
tratando de averiguar bajo qué signo nací.
yo tomo a allen ginsberg para que se junte con un hermoso
grande y fantástico artista y prohibido el paso a los demás

las tablas tapan todo lo que hay que ver.
desahucio. gangrena infecciosa y
bombas atómicas. ambas cosas existen únicamente
porque hay alguien que busca
beneficio. el muchacho pierde la vista.
se convierte en un piloto de aeroplano. la gente
golpea su pecho y el de los demás e
interpreta la biblia de manera que se ajuste a sus
ideas. respeto es una palabra mal interpretada
y si el mismísimo Jesucristo pasara
por estas calles, el Cristianismo
volvería a empezar. de pie
sobre el escenario de toda la tierra. los insectos
juegan en su propio mundo. las serpientes
se arrastran entre los yerbajos. las hormigas vienen y
van por el césped. las tortugas y los lagartos
se abren camino por la arena. todo se
arrastra. todo...
y todo sigue arrastrándose

martes, 23 de mayo de 2006

Mala, by Los Muebles

mala

Como el aire que respiro mientras te vas
Eres demasiado mala para mí

Tan feliz de imaginarte, tan triste así
Eres demasiado mala para mí

Mala....
No me cambió la suerte, tú sigues siendo mala

Cuando miras, mala
Cuando callas, mala
(hablado: no tenías para qué ser tan mala)

Tanta gente que se aleja de este lugar
Eres demasiado mala para mí

Me pregunto si sabrán hacia dónde van
Eres demasiado mala para mí

Mala...
No vas a recogerme, tú sigues siendo mala
No vas a detenerte, tú sigues siendo mala
No me cambió la suerte, tú sigues siendo mala
Mil veces mala.


Hey, si la quieres esuchar tan sólo haz click aquí

La foto que encabeza este post corresponde a la primera imagen que tira Google si en imágenes digitas "mala". Googlemancia, que le podriamos decir.

frida pop según srta. garcía

fridapop


Directo desde De gira:


"Frida Kahlo es aquí la imagen de bolsas para la verdura, calcetines y tequila. Los libros con su nombre en el título hacen hablar a su pincel, su cuerpo, su pierna amputada. Una total siutiquería. La mejor forma de respetar su memoria parece ser guardar la billetera cada vez que se tiene al frente uno de los carísimos productos ideados por los garantes de sus derechos. Mucho más que el Ché Guevara, la sufrida pintora es hoy en México el símbolo de la distorsión inevitable de un(a) revolucionario(a) convertido(a) en moda. No sería raro que cada vez más turistas identifiquen a Diego Rivera simplemente como "su esposo". "

srtagarcia

Bisama al ataque

Directo desde el comelibros:
"1)Poder

Hay semanas en las que me pregunto si no hemos entrado en un universo paralelo. No es ironía: mientras en las últimos días la catástrofe del Patio 29 remecía los frágiles fragmentos de nuestra memoria, en una columna del Dario Siete el escritor - y ahora editor de Planeta- Sergio Gómez disparaba salvas frente a una eventual candidatura al Premio Nacional de Literatura de Germán Marín. Más allá de unos cuantos argumentos poco desarrollados -que habrían conspiraciones, camarillas, arreglos de última hora- y de un ajuste de cuentas algo histérico, lo que subyacía en el fondo era que la escritura de Marín no tenía valor canónico y que el canon, al parecer podrido hasta la médula, era manejado por "columnistas de diarios, críticos infrecuentes o consuetudinarios".

Es raro: no dejo de pensar en dicha columna de Gómez y no puedo evitar cruzarla con la realidad política de estos días. Da lo mismo Marín, de hecho. Al lado del tema de los detenidos desaparecidos y la identificación equivocada de sus restos, toda esta polémica me parece vacía, frívola y estúpida. Frente a la violencia y al horror real no hay ficción que valga, al punto que el Premio Nacional y los odios reconcentrados de la literatura chilena importan poco.

¿La razón? el canon es, en el fondo, no es ninguna conspiración de críticos, sino un debate político donde la literatura aparece como una manifestación de discursos de lo urgente, de lo cotidiano. Lo que se pelea ahí, es el problema de cómo el arte se acomoda al presente y cómo se encarga de arreglar o desarreglar el imaginario que lo relata y su relación con el poder. Mientras que la ficción y cierta poesía de la década pasada caminó en puntas de pie a la hora de enfrentarse a la historia nacional, confundiendo el consenso con el miedo, a la academia con la cultura letrada, y al eufemismo con las elipsis; a algunos de nosotros ese canon quebradizo, hecho a medio morir saltando, nos terminó por parecer fútil. O sea -o en mi caso- mientras más leí a Piglia, Dick, Grant Morrison o Lihn, menos ganas me quedaron de celebrar los logros narrativos de Gonzalo Contreras.

Así, mientras la Nueva Narrativa Chilena enfatizaba la novedad, la corrección estilística y las temáticas de la orfandad; a mí me pareció -entre los libros de Bolaño y los Ramón Díaz Eterovic, entre la poesía de Juan Luis Martínez y la de Millán- que ya no éramos huérfanos de ningún tipo y que era tal vez demasiado fácil serlo, que habíamos nacido viejos y que el único capital que teníamos era la memoria. Y esa memoria -pop, política, amnésica, enciclopédica- nos sirvió para leer de nuevo el canon, para conectarlo con la realidad, para hacer cortocircuitos y hacerlo trizas una y otra vez. Nos pasó -y esa puede ser una razón secreta del auge de la no-ficción- algo similar al Pereira de Tabucchi, que de tanto evadir la realidad, se metió sin remisión posible en ella.

Por supuesto, se trata de un canon que tiene el espesor devastado de lo real. Pero es un debate -que ya partió, como una carrera de perros siguiendo una liebre mecánica- que es más profundo de lo que parece. Mientras aparecen las nostalgias algo desesperadas por la Nueva Narrativa, a mí me parece que los tiros van por otro lado: es hora de preguntarnos qué haremos para leer y escribir sobre esos golpes de realidad y si aquello será material de nuestras ficciones futuras. Si será una nota al pie de nuestra literatura o una de las herramientas para desmontarla o construirla o entenderla de nuevo.

2)Farándula

La historia es conocida pero no está demás recordarla. Un tal Rodrigo Lira, 32 años, poeta y ex estudiante, algo calvo y de patillas decimonónicas acude a un programa de televisión de talentos donde declama fragmentos de Otelo. Lira es un caso siquiátrico -su misma familia ha autorizado terapia de electroshock- y tiene problemas crónicos en su relación con las mujeres. Su misma poesía a ratos trata de eso: de cómo es estar solo en planeta lleno de mujeres. Claro que también se ocupa de otra cosa no menos contextual pero a lo mejor más profunda: el descalabro de la literatura chilena. Un quebradero de cabeza que no tiene vuelta. "La poesía está colgando", dice Lira en Ars Poétique mientras de paso trivializa a Huidobro.

Pero ese no es el punto. El punto es que Lira, medio loco o medio cuerdo, va a Cuánto vale el show y lee un pedazo de Shakespeare con aquella voz que exasperaba a Enrique Lihn. Y le va bien. Tanto que Yolanda Montecinos le da unos pesos y lo despacha sin entender demasiado. Buena onda: las cámaras enfocan a Lira, que es como una especie de extraterrestre -a lo lejos pienso en Woody Allen o en Alf- y todo luce raro, como una comedia negra de la que todavía no se proyecta la última escena. El final es trágico pero predecible: Lira se suicida en una bañera, sus amigos le publican un "Proyecto de obras completas" y Yolanda Montecinos enferma de Alzheimer.

El poeta se convierte en una leyenda post mortem, al punto que si fuera un zombie, las mismas chicas que antes escapaban de él, ahora le lloverían. Pero es una leyenda estúpida porque en el fondo el tipo es un comediante. Lira como el Guasón, contando chistes en un auditorio con las bombas puestas bajo las mesas. Lira como nuestra comedia del arte, esperando la sentencia de un jurado infernal en aquel set: las imágenes -desperdiciadas en el pésimo documental "Topología del pobre topo"- que se erigen como símbolos de una precariedad que sólo es posible en nuestra cultura, en la poesía o en la ficción local.

Y se trata de una imagen que me vuelve a la mente en el momento en que veo a un tal Raúl Zurita ir a un set de televisión la semana pasada y hablar de la vida, la muerte y la poesía para luego hacer llorar al animador. No es culpa de Zurita, poeta profesional que hace su pega y promociona su libro mientras dispara contra una "farándula cultural" en uno de los shows emblemáticos de la misma. Pero lo importante es la imagen, la del animador al que se le nubla la vista y se quiebra y abraza a Zurita mientras el espectador piensa: esto no está pasando, es una pitanza o algo parecido. Pero no lo es y el poeta abandona luego el plató tan solo como llegó y el animador se queda lagrimeando -lo seguirá haciendo copiosamente en todos los días que siguen- antes de ir a comerciales.

Y yo pienso en Lira y en Zurita, en cómo el agarrarse a trompadas con la muerte ronda la obra de ambos y en la dignidad romana de Lira y en el oficio cortesano de Zurita y en el hecho de que entremedio de ambos hay más de veinte años de distancia. Y me pregunto si hay alguna moraleja o lección y si en esto terminó la vanguardia, los muertos, la radicalidad estética y la poesía chilena: en las lágrimas de un animador mediocre e impostado que abraza a un escritor mientras le pide simbólicamente perdón por todos sus estúpidos pecados."

sábado, 20 de mayo de 2006

sanción a fundador de los legionarios de cristo

"COMUNICADO DE LA SANTA SEDE

El comunicado dice textual e íntegramente:

"A partir de 1998, la Congregación para la Doctrina de la Fe recibió acusaciones, que en parte ya se habían hecho públicas, contra el reverendo Marcial Maciel Degollado, fundador de la Congregación de los Legionarios de Cristo, por delitos reservados a la competencia exclusiva del Dicasterio. En 2002, el reverendo Maciel publicó una declaración para negar las acusaciones y para expresar su disgusto por las ofensas en su contra de algunos antiguos Legionarios de Cristo. En 2005, por motivos de edad avanzada, el reverendo Maciel se retiró del cargo de superior general de la Congregación de los Legionarios de Cristo.

"Todos estos elementos han sido objeto de maduro examen por parte de la Congregación para la Doctrina de la Fe y, en virtud del «motu proprio» «Sacramentorum sanctitatis tutela» promulgado el 30 de abril de 2001 por el siervo de Dios Juan Pablo II, el entonces prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe, Su Eminencia el cardenal Joseph Ratzinger, autorizó una investigación de las acusaciones. Mientras tanto tiene lugar la muerte del Papa Juan Pablo II y la elección del cardenal Ratzinger como nuevo pontífice.

"Después de haber sometido los resultados de la investigación a atento estudio, la Congregación para la Doctrina de la Fe, bajo la guía del nuevo prefecto, Su Eminencia el cardenal William Levada, ha decidido --teniendo en cuenta tanto la edad avanzada del reverendo Maciel como su débil salud-- renunciar a un proceso canónico e invitar al padre a una vida reservada de oración y penitencia, renunciando a todo ministerio público. El Santo Padre ha aprobado estas decisiones.

"Independientemente de la persona del fundador, se reconoce con gratitud el benemérito apostolado de los Legionarios de Cristo y de la asociación «Regnum Christi»".

Mmmm. Una "invitación" a renunciar a todo ministerio público (no poder hacer misa en público, p.ej.), después de una investigación, tiene bien poco de invitación y mucho de sanción.

jueves, 4 de mayo de 2006

La jubilación de Viera Gallo

Pato Navia critica muy duramente y con sólidos argumentos, la posición del ex senador.

afp



REFERENTE: Lo de Jose Antonio Viera-Gallo es una verguenza

Las declaraciones del ex senador Jose Antonio Viera-Gallo dejan en evidencia las razones por las que la Concertacion pasara a la historia, ademas de por sus logros, por la percepcion de corrupción y apitutamiento que crecientemente la opinion publica asocia con la exitosa coalicion de gobierno centroizquierdista. Esto no va ocurrir hoy o mañana, pero algunas cosas ya empiezan a oler a fecha de vencimiento.

Despues de haber sido nombrado al directorio de la AFP Provida, Viera-Gallo dio esta entrevista a Mirko Macari, de
La Nacion Domingo. En la entrevista, Viera-Gallo reconoce NO ESTAR EN UNA AFP! Eso equivale a que un miembro del directorio de Coca-Cola diga que prefiere Pepsi Cola.

Es mas. Viera-Gallo hace dos declaraciones profundamente perturbadoras. Primero, dice que despues de haber impuesto en una AFP (presumiblemente por algunos anños), se paso al sistema antiguo. Hasta donde yo sabia, nadie se puede pasar al sistema antiguo si ya esta en una AFP. Supongo que debe haber alguna excepción para ciertos funcionarios publicos. Una vergüenza. Una vergüenza doble. Primero porque se supone que todos los ciudadanos somos iguales, pero solo algunos se pueden pasar al más ventajoso (inviable para el país, pero mas ventajoso) sistema antiguo. Segundo porque al pasarse al sistema antiguo, Viera-Gallo debió haber rechazado la invitacion a formar parte del directorio de una AFP que tiene un sistema de jubilacion en el que Viera-Gallo no cree! (put your money where your mouth is!).

La segunda declaracion perturbadora es la que hace respecto a su situacion laboral. El alega que su situacion especial hacen poco conveniente la jubilacion en una AFP. Veamos si situación especial. Viera-Gallo fue diputado por 8 años (1990-1998) y senador por 8 años (1998-2006).
Ahora tendrá algunas pegas por unos 4-5 años más. En total va a haber realizado contribuciones por 20 años a su AFP con un sueldo bastante razonable. Si a eso le sumamos el canje por años trabajados en el sector publico antes de su exilio (3-4 años), entonces su jubilacion en una AFP va a ser mejor que la que reciba el 85% de los chilenos! Pero claro, para Viera-Gallo no es suficiente.

Yo no me quiero meter en su vida privada. Cada quien toma las decisiones economicas que quiera. Cada quien aprovecha sus pitutos como puede o como su ética se lo permite. Pero me parece un acto de suprema inconsecuencia politica y personal aceptar ser director de una AFP para un ex senador que despues de haber tenido que estar
imponiendo por 16 años en una AFP patudamente reconoce que él se cambio al sistema antiguo.

Mal tambien por PROVIDA. What were they thinking? Si querian un lobbista, podrian haber contratado a alguno de forma mas transparente.

Considerando que Viera-Gallo es hombre de confianza de Lagos (director ejecutivo de Proyecta-America) y de Bachelet (que lo puso a cargo de crear el Ministerio de Seguridad Ciudadana), creo que esta decision le hace daño a la Concertacion. Seria interesante saber cuantos personeros de la Concertacion--y de la Alianza--estan en las AFP y cuantos en el sistema antiguo.

Viera-Gallo se gana el Premio Referente al car'e palo del mes!

Pato Navia

zurita en The Clinic

MI GORDI BISAMA (DJ) MIRA EL BASURAL DE LOS PAÍSES


Y más atrás venía Rip Bolaño,
el basural Chile, el lector
Squella y otros muertos que lloraban

- 2666 (Barcelona: Editorial
Anagrama, 2004). Pg. 1126

Y seguía mi gordi Bisama (Dj),
la turca Richard,
Badilla y los más fiambres del barrio

- Op.cit. 1127

Y todos lloraban pasando

- Op.cit. 1128. En el medio
del paso del mar.


Entonces como si fueran dos montañas recortándose en el medio del desfiladero del mar vimos los galpones de los países

Uno al lado del otro allá donde todos íbamos pasando y el asesinato nos reventaba como las rompientes contra los muros de esas cordilleras

Cuando se tendieron los galpones que los mismos Andes parecían trazar hundidos en el medio del océano altos abruptos allá donde amontonados los países escriben sus nombres y son sólo sus lápidas las cordilleras de escombros que miramos en el centro del desfiladero del mar enormes absolutas cortando en dos el Pacífico



**************



EL TELONERO MAQUIEIRA DESAFINA EN LAS
PAMPAS DEL CIELO


Y el fleto Sandoval lloraba a moco
tendido, como un podrido
planeta arruinándonos el paisaje

- En las pampas muertas
del cielo

Y al lado el gordo Random
jodía la vista dándoselas de Lhinda,
de pieza oscura y llorando

- En las pampas del cielo
Y estaban tus peores amiguitas

- Maquieira en las pampas
muertas del cielo


Del desaparecido amor entonces se vio el cementerio de los países entero escrito levantando sus muertas orillas

Como una cordillera de nichos cayendo en medio del Pacífico y era todo el horizonte la losa de la muerte cayendo

Cuando medio a medio del partido mar se vio la losa
del cielo cayendo y eran como cascos de barcos los ennichados países muertos y nuestros cuerpos muertos
la bruma que pasaba frente a ellos como pasa un barco en la niebla de un sueño como pasa un mar flotando en un sueño como pasa un sueño y es la muerte el sueño


**************


Y LOCAS COMO NALGAS SE EXCRETABAN LAS CARAS CARGÁNDOLAS


Y loca como nalga derridá Pérez
se excretaba la propia
cara por el ano, discurseándonos

- Pérez V, Carlos: difunto

Y poniéndola todavía más chanta
evangelios Navia les leía
sus propios poemas a esos perdidos

- Navia, Patricio: difunto

Y atrás la hueca Marks paraba
su tinterito sin carne por si
el medio pico de Dios se lo llenaba

- Marks, Camilo: difunto


Cuando se abrieron las aguas del Pacífico y las separadas aguas parecían dos nalgas abriéndose inmensas azules excretando las huecas montañas

Las huecas caras que se nos caían muslos abajo cuando vimos los galpones de los países muertos y eran también como nuestros rostros muertos esas desgracias

Cuando se partió el Pacifico y las partidas aguas eran como dos nalgas abriéndose hasta mostrarnos las caras que nos sacábamos por atrás excretadas llorosas cargándolas en los brazos Se abrió el océano y se nos vieron entonces los brazos y más arriba las dobladas nalgas muertas rotas en el paso del mar de los países

**************


MOBY DICK MARÍN (QEPD) VE SUS GRASAS COMO PAÍSES FLOTANDO


Y a mí me apodaban la ballena muerta

Ballena Richard, N: en
2666, pg. 1129

Pero sólo a mi me apodaban la ballena
muerta

Ballena Leppe, C: en
2666, pg. 1130

Y las rompientes de nuestras grasas
caían como varadas ballenas muertas

Ballena Marín, G: La
olla muerta (en 2666,
pgs. 1131, 1132 y ss)


Entonces como si fuera una inmensa ballena muerta flotando el Pacífico vio flotar de nuevo el cielo sobre sus abismos

Brillante negro como si una ola muerta lo depositara en la inmensidad de esos vacíos más allá preñando el vientre del océano

Como si un arremolinado horizonte suspendiera todo este mundo en el otro lado del mar donde las amuralladas olas se abren y nosotros miramos los países flotar igual que cardúmenes de ballenas negras varadas entre las rompientes muertas chorreantes como una enorme grasa negra que se derrumbara temblando sobre la playa

**************