jueves, 30 de agosto de 2007

Navia comenta a Espejo y va su declaración de anteayer

"Esta es la declaración del ex Ministro Sergio Espejo ante la Comisión Investigadora del Transantiago. Espejo correctamente recuerda que la decisión de implementar el Transantiago fue una decisión de Estado. Los ministros que hoy cobardemente dicen que no estuvieron de acuerdo debieron haber renunciado en su minuto si efectivamente no estaban de acuerdo. Los ministros de Estado deben apoyar las decisiones de Estado. Si no les gusta, deben irse. Pero no corresponde andar criticando después las decisiones.

Bien por Espejo, valiente, hombre de estado.
Parece que Bachelet se equivocó al hacer su cambio de gabinete en marzo. Son otros, los cobardes, los que debieron haber salido. Bachelet decidió echar a los que ponen la cara y el pecho.
No wonder Bachelet anda reclamando que sus ministros no están empoderados. Si ella opta por quedarse con los que eluden responsabilidades políticas y echa a los que las asumen."

INTERVENCIÓN SR. SERGIO ESPEJO YAKSIC EX MINISTRO DE TRANSPORTES Y TELECOMUNICACIONES H. COMISIÓN DE LA CÁMARA DE DIPUTADOS SOBRE TRANSANTIAGO

Edificio del H. Congreso Nacional Valparaíso, Martes 28 de agosto de 2007


I. PALABRAS INTRODUCTORIAS

(*) No he venido a defenderme ni a culpar a otros

Señor Presidente, no he venido a defenderme ni a culpar a otros.

Estoy aquí para colaborar con el trabajo de esta comisión, y para hacer cuanto esté a mi alcance para que nuestro país aprenda de una experiencia compleja y con frustraciones, como ha sido
Transantiago, y mantenga la capacidad de enfrentar las tareas más difíciles.

Por qué he guardado silencio

Para muchos ha sido una sorpresa que pese a la intensidad del debate público, haya mantenido un inquebrantable silencio desde mi alejamiento del gabinete. La razón es simple y quiero explicarla.

A los pocos días de asumir como Ministro de Estado, una persona muy cercana me dijo: “Lo único claro es que en algún momento serás ex Ministro”. Esta afirmación, que a primera vista
no parece más que una broma, encierra parte de la explicación a mi silencio.

Señor Presidente, nadie es ministro, sino que se ocupa transitoriamente la función de Ministro. Pero una vez que se ha ocupado, debe honrarse esa confianza y esa responsabilidad. No he
querido bajo pretexto alguno que mis intervenciones pudieran desviar la atención de lo que considero fundamental: Superar las
dificultades que ha enfrentado la reforma al transporte público en la ciudad de Santiago, identificar, corregir y aprender de los errores que hemos cometido y garantizar a las personas la
calidad de vida que merecen, que en este campo, ha sido postergada por décadas.

He guardado silencio también, como señal de respeto hacia todos aquellos que, pese al enorme esfuerzo y dedicación que ustedes saben puse en la tarea que me fue encomendada, han sido afectados en su vida cotidiana por esta reforma y hacia todos aquellos que sé lo han pasado muy mal.

Mi silencio es también señal inequívoca de confianza en el éxito final de esta tarea.

Una vez roto el silencio, señor Presidente, mis primeras palabras son para reiterar mi completa lealtad a la Presidenta de la República. Serví con dedicación desde el primer día del mandato de la primera mujer Presidenta de Chile, y puse todo lo que estaba a mi alcance para asegurar el éxito de las tareas que ella me encomendó. Estoy convencido que si a este gobierno le va bien, a Chile le va bien. Mi salida del gabinete no pone término a mi lealtad con la Presidenta que me confío tareas de Estado.

De cómo me voy a aproximar a los temas

Señor Presidente, durante mi exposición centraré primero la atención en elementos que estimo fundamentales para comprender esta reforma, su naturaleza y el contexto de su diseño e implementación.

Me detendré luego en las decisiones que tomé o propuse tomar al gobierno a partir del 11 de Marzo del año 2006, a la luz de la evaluación que realizamos de su diseño e implementación, ambos
iniciados durante la administración anterior.

A continuación, analizaré el tránsito desde la denominada fase 1C de implementación hacia lo que se conoció como la fase de régimen.

El texto completo
aquí.

martes, 28 de agosto de 2007

Gente en el balcón de La Moneda



Despachando antes que emol.com

martes, 21 de agosto de 2007

Una demanda de JJ Benítez

Uno de los mayores charlatanes demanda -y gana!- cuando le encaran sus pretensiones mañosas de seudociencia, seudomística, seudotodo. En España tiene programa en hora prime donde muestra una imagen de uno de los moai de Pascua levitando o da a entender claramente que Jesús estuvo sentado en el Coliseo.
Luis A. Gámez lo enfrentó en un blog (
Magonia) y perdió en tribunales, pero, no será la primera vez, ganó fuera.
Aquí carta publicada en El País por Gámez.

Una demanda de J.J. Benítez

Creía que decir que hay pruebas de que el hombre convivió con los dinosaurios era tergiversar la Historia y mentir, y divulgarlo en un programa de televisión, engañar al público. Estaba confundido.

Creía que afirmar que un poder mágico permitió transportar las estatuas de la isla de Pascua hasta su ubicación definitiva era tergiversar la Historia y mentir, y divulgarlo en un programa de televisión, engañar al público. Estaba confundido.

Creía que sostener que el pueblo dogon tuvo en el pasado contacto con extraterrestres era tergiversar la Historia y mentir, y divulgarlo en un programa de televisión, engañar al público. Estaba confundido.

Creía que sentar a Jesús en el Coliseo romano años antes de que el edificio existiera era tergiversar la Historia y mentir, y divulgarlo en un programa de televisión, engañar al público. Estaba confundido.

Creía que asegurar que hay pruebas de que existía comercio entre Europa y América antes de 1492 era tergiversar la Historia y mentir, y divulgarlo en un programa de televisión, engañar al público. Estaba confundido.

Creía que mantener que la sábana santa prueba la resurrección de Jesús de Nazaret era ignorar los resultados de los más avanzados estudios científicos y mentir, y divulgarlo en un programa de televisión, engañar al público. Estaba confundido.

Creía que hablar de la ficticia Arca de la Alianza como de un arma de destrucción masiva era tergiversar la Historia y mentir, y divulgarlo en un programa de televisión, engañar al público. Estaba confundido.

Creía que presentar un anillo con marca de platero como obra de extraterrestres era tergiversar la realidad y mentir, y divulgarlo en un programa de televisión, engañar al público. Estaba confundido.

Creía que decir que seres de otro mundo dieron el aliento civilizador al pueblo bereber era tergiversar la Historia, mentir y minusvalorar la inteligencia de ese grupo humano, y divulgarlo en un programa de televisión, engañar al público. Estaba confundido.

Creía que afirmar que seres de Orion levantaron las pirámides de Egipto y que los egipcios de hace 4.500 años vivían en la Prehistoria y desconocían la escritura era tergiversar la Historia, mentir y minusvalorar la inteligencia de ese grupo humano, y divulgarlo en un programa de televisión, engañar al público. Estaba confundido.

Creía que sostener que los astronautas del Apollo 11 encontraron ruinas extraterrestres en la Luna y presentar en un programa de televisión como prueba una recreación informática como si fuera una filmación real era tergiversar la Historia, mentir e intentar engañar al público. Estaba confundido.

Creía que era lógico calificar de sandeces las anteriores afirmaciones extraordinarias y considerar el producto audiovisual resultante una bazofia. Estaba confundido.

Creía que tergiversar era "dar una interpretación forzada o errónea a palabras o acontecimientos", tal como sostiene el Diccionario de la Lengua Española de la Real Academia Española (RAE). Estaba confundido.

Creía que mentir era "decir o manifestar lo contrario de lo que se sabe, cree o piensa" y "falsificar una cosa", tal como sostiene el Diccionario de la RAE. Estaba confundido.

Creía que engañar era "dar a la mentira la apariencia de verdad" o "inducir a alguien a tener por cierto lo que no lo es, valiéndose de palabras o de obras aparentes y fingidas", tal como sostiene el Diccionario de la RAE. Estaba confundido.

Creía que, si alguien se gana la vida con afirmaciones como las de los once primeros párrafos de esta anotación, podía deducirse de ello que "su negocio se basa en la mentira, el engaño y la tergiversación". Esta confundido.

Creía que responder con ironía a los ataques en un periódico de alguien implicado en la producción del programa de televisión aludido en los once primeros párrafos era mi derecho, aunque el implicado fuera hijo del máximo responsable del espacio. Estaba confundido.

Como recoge El País en su página 61 de hoy, jueves, 2 de agosto, he sido condenado a indemnizar con 6.000 euros a Juan José Benítez por sostener, entre otras cosas, que si alguien se gana la vida con afirmaciones como las hechas por él en la serie Planeta encantado, puede deducirse de ello que "su negocio se basa en la mentira, el engaño y la tergiversación". La información publicada en este diario, además de pasar por alto las afirmaciones hechas por el ufólogo y novelista en esa serie, emitida por TVE en dos ocasiones, contiene algunas imprecisiones que quiero aclarar:

1. La demanda no fue interpuesta contra mí por dos artículos, sino por el conjunto de los textos -más de trece- en los que examiné la verosimilitud de lo afirmado por J.J. Benítez en cada entrega de la serie.

2. Nada más ser informado el 5 de junio de 2006 del requerimiento legal, retiré las expresiones consideradas injuriosas por J.J. Benítez e indicadas en un burofax enviado por su abogada no porque ni mi abogado ni yo las consideráramos injuriosas, sino con el ánimo de zanjar el asunto amistosamente.

3. Ninguno de mis artículos ha sido retirado de la web de El Correo Digital, tal como puede comprobarse en Magonia, donde publiqué el 27 de julio una larga explicación del caso. La abogada del demandante pidió al juez "la retirada de los textos referidos a Juan José Benítez de la página web de El Correo Digital", pero el juez rechazó tal pretensión.

4. El demandante pidió en el juicio, además de la retirada de los textos, 80.000 euros de indemnización, la publicación de la sentencia en El Correo Digital y la condena al pago de las costas, extremos que el juez descartó, reduciendo la indemnización a 6.000 euros.

Creo que no he vulnerado en ningún momento el honor de J.J. Benítez, sino ejercido mi derecho a crítica ante un producto, la serie Planeta encantado, cuya falta de rigor histórico está fuera de toda duda. Otra cosa es que los designios de un juez sean inescrutables





Aquí trata de vendernos unas ruinas en la luna con un video que está al nivel del clásico Takilleitor en materia de efectos especiales. Ya se ríen de él en España.

A votar de nuevo por la Isla de Pascua

El Instituto Charles Fort, llamado así en honor del pionero en el estudio de lo paranormal, ha convocado una votación para elegir Las Siete Maravillas Forteanas del Mundo entre lugares y artefactos relacionados con el misterio.
El plazo para las nominaciones, que pueden hacerse por correo electrónico, acaba a finales de septiembre, mientras que las votaciones entre las aspirantes comenzarán en Internet el 1 de octubre y se cerrarán el 30 de noviembre. El anuncio de las siete maravillas forteanas del mundo se hará tanto en la web de la entidad organizadora como en la de la revista Fortean Times, que ha publicado una lista de posibles candidaturas que incluye: Rennes-le-Château, el disco de Nebra, los manuscritos del Mar Muerto, la Atlántida, la máquina de Antiquitera, la sábana santa, el monstruo del lago Ness y la Isla de Pascua, entre otras. La mezcla de auténticas piezas y yacimientos arqueológicos, falsificaciones, lugares y enclaves rodeados de misterio artificialmente, y hasta enclaves y seres inexistentes resulta llamativa.
Por aquí puedes votar

Elvis está vivo

Lo cantaba Calamaro en un sentido tema hace unos años. "Bob Dylan también lo sabe, pero Bob es muy discreto, será mejor así."
Pero quienes no son nada discretos, son los tios del Boletín de Avistamientos de Elvis (The Elvis Sighting Bulletin Board).

El último fue avistamiento fue el de una chica una cola para comprar perritos calientes de un supermercado Costco en Klamath Falls, Oregón (EE. UU.). La testigo, una tal Cherry Fereday, escuchó de repente que el cliente que estaba detrás de ella cantaba en voz baja Love me tender, se dio la vuelta para felicitarle por su voz y, ¡zas!, se dio de narices con Elvis. Nerviosa, le esperó junto a las salsas y, cuando el Rey añadía mostaza a su perrito caliente, le pidió un autógrafo. "Accedió alegremente y hasta me dio su número de móvil. Le llamé varias veces, pero no respondió a ninguno de mis mensajes", se lamenta la testigo, que posiblemente esperara que Elvis le cantara Are you lonesome tonight?


My name is Prince and I am funky

Fito escribe acerca de Prince en La Nación de Argentina:

"Cuando el sello Motown ya se encaminaba hacia un final anunciado, y James Brown era quien era pero (años setenta) se veía relegado por la música disco blanca, un pibe con el pelo crespo se iniciaba como técnico asistente en un estudio de grabación del Village, y como pago sólo pedía usar el lugar para empezar a grabar su música. Allí, entre el funk, el soul, la música disco y sus primeros coqueteos con el rock, entre 1978 y 1981 alumbra sus primeros discos (For You, Prince, Dirty Mind y Controversy) todos ellos sin desperdicio, y piedras fundacionales que lo conducen hasta 1999 (1983) y Purple Rain (1984), su gran éxito comercial en el mundo.

Primer aventurero, después de Hendrix, que se lanza a otras aguas. 0, mejor dicho, va a la conquista de todas las aguas. Así, llama a Michel Colombier para que arregle y ajuste la sección de cuerdas de Purple Rain, la primera gran orquestación blanca contemporánea y no convencional realizada en la producción de un afroamericano. Más tarde, este trabajo tendrá continuidad a través de los arreglos de Clare Fisher, el músico ermitaño que acepta trabajar con Prince por teléfono, y que le envía las partituras desde Los Ángeles. Esto le da una nueva riqueza a la música de Prince, ya que los acordes mayores, menores, aumentados y disminuidos que utiliza el compositor se ven expandidos hacia lugares bien insólitos por Mr. Fisher en canciones como Christopher Tracy s Parade , track de apertura de Parade , su álbum de 1986.

Entre otras de sus innovaciones en la música pop se encuentra la de eliminar el bajo en una de las canciones más populares de Purple Rain , When Doves Cry , idea que compartió con Miles Davis y punto de contacto para iniciar un vínculo que culmina con el pase del bastón de mando, antes de la muerte del gran Miles. La ausencia del bajo le da una libertad total para alterar las tónicas, dominantes y subdominantes, y así instalar un enrarecimiento único en el terreno de la canción popular. Nadie había llegado hasta ahí.

El trabajo de sus baterías también merece un aparte. Prince decide que los ruidos blancos y rosas que traen los sintetizadores posteriores al Minimoog pueden ser empleados como sucedáneos de los sonidos de tambor conocidos hasta el momento, o también en yuxtaposición con este, para así generar un ataque más agresivo, de más alto impacto y, por supuesto, más novedoso. La incorporación de los claps digitales a muchísimo volumen fue otra extravagancia que dejó huellas en los 80 y en los oídos de los sorprendidos escuchas, que perdimos parte de nuestra audición ante cada impacto.

Hay que hablar también de la guitarra, instrumento que usa de una manera que no solo es original (por la forma en que frasea), sino que también patenta un nuevo tipo de acompañamiento, que reemplaza al piano y aporta una necesaria mugre roquera en Sign ´O the Times (1987). Es necesario volver a escuchar esa gema, y notar la interacción rítmica entre los bombos de la Roland 808 con el bajo sinty y la desolación a la que quedan sometidas la voz y la guitarra cuando el bajo se retira y solo vuelve a entrar en el riff principal. Por último, el ingreso de los toms Simmons y la pandereta, hacia el final del tema, terminan desconcertando al oyente desprevenido, haciéndole perder el pulso original con unos contrapuntos sincopados marcados por la percusión.

Con espíritu investigador, fascinado por las sensaciones extrañas en la música pop, se da el lujo de componer Raspberry Beret , canción de una sencillez franciscana. En ella también se permite quitar el bajo mientras hace flotar el tema sobre un violín al borde de la desafinación y unos sonidos de teclados que, sobre un acorde mayor, tocan una escala pentatónica, evitando el tercer grado, mayor y menor. Hagan la prueba, funciona muy bien, está todo en el aire...

Prince es un artista inagotable, dueño de una producción desmesurada. Con mucha autoindulgencia, dicen algunos, y doy por sentado que no conocen a fondo la materia musical. La revolución musical que está poniendo en práctica no conoce límites, y por eso en su nuevo disco, Planet Earth , el tema Future Baby Mama es un verdadero desafío para oídos sin otros intereses que los de su propia burbuja. En sus textos no se encuentran discursos filosóficos, ni siquiera consignas políticas, y eso es para agradecer en estos tiempos en los que el estoicismo bajador de línea de los artistas pop da calambres si se lo superpone con ese flujo constante que aumenta sus cuentas bancarias. Lo que vamos a encontrar en Prince es, sí, mucho pop; mucho texto pop. Radiografías de la época y también aquella pose en plan somos-una-banda-de-rock-y-vinimos-a-llevarnos-a-tu-hermana-del-pueblo; declaraciones de amor lacrimógenas que pueden dar risa e insinuaciones sexuales de todo tipo; alabanzas a Dios y sobre todo una afirmación absoluta de la individualidad por sobre los prejuicios y un ejemplo de libertad creativa apabullante, que hoy sigue siendo un estímulo para aquellos interesados en la música."

sábado, 18 de agosto de 2007

When i see your smile - Bad english

Sometimes I wonder
How I'd ever make it through,
Through this world without having you
I just wouldn't have a clue

'Cause sometimes it seems
Like this world's closing in on me,
And there's no way of breaking free
And then I see you reach for me

Sometimes I wanna give up
I wanna give in, I wanna quit the fight
And then I see you, baby
And everything's alright, everything's alright

CHORUS:
When I see you smile
I can face the world, oh oh, you know I can do anything
When I see you smile
I see a ray of light, oh oh, I see it shining right through the rain
When I see you smile
Oh yeah, baby when I see you smile at me

Baby there's nothing
in this world that could ever do
What a touch of your hand can do
It's like nothing that I ever knew

And when the rain is falling
I don't feel it, 'cause you're here with me now
And one look at you baby
Is all I'll ever need, you're all I'll ever need

CHORUS

Sometimes I wanna give up
I wanna give in, I wanna quit the fight
And then I see you baby
And everything's alright, everything's alright

So right...

CHORUS 2X

Sanfic: mala cosa

Había hecho arreglos logísticos para poder ir hoy a la exhibición de Calle Santa Fe, promocionado como documental a estrenarse en el Sanfic. Ya era malo que sólo hubiera una función, pero todo mal cuando hoy tratando de entedner a qué hora era la función (la programación de Sanfic dice una hora y el diario La Tercera dice otra), doy con este comunicado de los organizadores donde dicen que la función es cerrada. Fraude.

"Aclaramos, además, que las exhibiciones de hoy de las películas Matar a todos (20:00 hrs, Hoyts La Reina, Sala 10) y La vida me mata (22:30 hrs., Hoyts La Reina, Sala 10), anunciadas para público general en la grilla, son funciones cerradas y no se venderán entradas. También está cerrada al público, por ser una función privada con invitación, Calle Santa Fe, que se exhibe este sábado a las 19:30 horas. Pedimos disculpas por los problemas que pueda haber causado el error en la entrega de esta información, y reiteramos que en el caso de La vida me mata aún queda una función, abierta a público en general, programada para este sábado a las 16:00 horas, en la Sala 4 de Hoyts La Reina"

viernes, 17 de agosto de 2007

Grande Illanes, Nona y equipo de ATM

Qué agrado, qué sensación más grata en esos momentos previos a las 22:00 hrs., cuando uno sabía que se iba a poder sumergir durante la siguiente media hora en una historia bien contada, bien actuada y bien presentada. Era, por cierto, un placer que se podía compartir con la pareja, incluso -era qué no- con alguno de los niños que no se resistían a los gritos de uno y entraban corriendo a ver qué había pasado y hacían preguntas que mostraban que son muchos menos gansos que uno a esa edad, y, ciertamente, mucho menos que algún ministro de estado apresuradamente declarado culto por the economist.
Es cierto que habia escenas de sexo pero Mekano era más porno, es cierto que había escenas de crudo terror pero me da más miedo evelyn matthei cuando se hace la que no se acuerda de la tremenda cagada del 92-93. es decir, nada que en la era de los power rangers, la xuxuca y el perreo vaya a perturbar los corazones sicalípticos de nuestros niños (si están acompañados, por cierto).
Felicitaciones a Pablo Illanes, Nona Fernández, y al equipo de guionistas. Felicitaciones al notable y parejo equipo de actores. Sin farándula, con puro talento dieron una serie que cabe demás en el HBO o en Sony. Y felicitaciones a la directora y producción.
Illanes tiene un blog (
Los amantes caníbales) sobre su siguiente libro, que debería ser invadido para congratularlo.







sábado, 11 de agosto de 2007

La balada de Cable Hogue

Maquiera le dedico a esta película el poemazo que está justo al medio de Los Sea Harrier (favor no confundir con los Sea Monkeys).
Filmada por
Sam Peckinpah en 1970, está protagonizada por Jason Robards. En varias entrevistas Peckinpah consideraba La balada de Cable Hogue su mejor trabajo.

Como dice Emilio Mtez-Borso en el sitio
Miradas de Cine, "Pensada en forma de elegía nostálgica y tal como su nombre explica, el largometraje es un canto triste, una balada en torno al personaje de Cable Hogue, héroe Peckinpahiano por excelencia, en perfecta armonía con el Pike Bishop de Grupo salvaje, el mismo Mayor Dundee o el Warren Oates de Tráeme la cabeza de Alfredo García (Bring me the head of Alfredo García, 1964), no es más que un marginado voluntario, tozudo y con un código ético y moral propio totalmente alejado del de la sociedad en la que vive pero no por ello peor, sino que en la mayoría de los casos se presenta como alguien más digno que cualquier ciudadano de a pie, siendo la marginalidad un hecho voluntario debido a la incapacidad de encajar en un sitio porque sencillamente el mundo no está hecho para ellos. Cable Hogue se refugia en el desierto porque encuentra agua, pero el desierto es el único lugar donde puede vivir ya que pertenece a él antes que a cualquier sitio. De modo contrario que Hildy, la prostituta que sí conseguirá pertenecer a algo como es la sociedad de San Francisco, aunque donde más pertenezca es al corazón de Hogue y por lo tanto al desierto, Hogue no conseguirá deshacerse de ello ni aunque quiera. Precisamente cuando esté dispuesto a abandonarlo todo para irse con su amada a la gran ciudad, será un elemento del progreso como es un coche, lo que desafortunadamente lo matará quedando anclado a un pasado que no quiere que evolucione con él porque gente como Hogue no tiene cabida en el progreso y del mismo modo que la película, se sitúan en tierra de nadie. A medio camino entre el pasado y el presente aunque más tirando hacia el primero, por la nostalgia de los tiempos vividos, aquellos que fueron mejores. Hogue es la identificación perfecta con Peckinpah. Pertenece a esa clase de hombres auténticos que viven como pueden adaptándose pero amparándose y siendo conscientes de su situación. Son personas duras que no juzgan, entienden. Como en la magnífica secuencia que Hogue recibe a Hildy cuando es expulsada del pueblo por la liga de la moralidad y éste la recibe alegando que cada uno hace lo que puede para vivir. Hildy es otra superviviente que encuentra en Hogue su alma gemela, gente que pertenece a otro lugar, pero sobretodo a otra gente, los de su misma especie. Por eso ambos se enamoran ya que la única felicidad no la encontrarán ella en San francisco ni él en el desierto, la encuentran el uno en el otro y Peckinpah se encarga de que lo entendamos."

Be kind rewind Grandes Gondry y Jack Black




Jack Black y Mos Def son empleados de una tienda de video la cual sufre un accidente donde todo es magnetizado y sin querer borran todos los cassettes de VHS del local, en su mayoría de los 80, razón por la cual se encargarán de regrabarlas de nuevo para que su único cliente, una anciana que no distingue mucho la realidad, no se de cuenta del inconveniente que podría costarles el trabajo.

Entre las películas que re-grabarán están ‘The Lion King’, ‘Rush Hour’, ‘Ghostbusters’, ‘When We Were Kings’, ‘Back to the Future’, 'King Kong' (protagonizada por el mismísimo Jack Black) ‘Driving Miss Daisy’ y ‘Robocop’, y es realmente gracioso ver a este par recreando memorables escenas de la manera más amateur posible.

Qué buena forma de recrear las películas que uno vió hace mucho mucho tiempo ... No me aguanto y dejo acá un recuerdillo





Grayson

11 agosto de 1967

Hoy en El Mercurio viene una lúcida columna de JJ Brunner, también conocido como el mejor amigo de Jocelyn-Holt.

"Frecuentemente los momentos de gran significación cultural sólo llegan a ser reconocidos en retrospectiva. Los años 60 fueron diferentes: la trascendental importancia que los contemporáneos atribuían a su tiempo -y a sus propios egos- fue uno de los aspectos esenciales de esta época". Así comienza T. Judt su historia de la posguerra europea referida a este período. ¿No vale su reflexión también para nuestra revolución universitaria, cuyo punto más visible fue la toma de la UC hace 40 años? Pues es cierto: quienes en ella participamos experimentamos aquel momento con una exaltada conciencia de emancipación y de nuestro propio papel en la escena de la historia.

¿Qué estaba en juego tras el barullo de la universidad tomada, el candado en el pórtico, el lienzo que acusaba la mentira con que creíamos ser juzgados, la remoción del Rector-Obispo y la idea de que la UC debía autogobernarse y abrir sus puertas a la sociedad? Ante todo, el cambio de dirección que venía produciéndose en el catolicismo político-social chileno, dentro del cual la UC ocupaba un lugar estratégico. La Democracia Cristiana había alcanzado la hegemonía del voto católico, desplazando el control conservador. A su turno, el lenguaje y las propuestas de esta nueva hegemonía eran definidamente progresistas: hablaban de revolución en libertad, reforma agraria, promoción popular y una modernización de la economía y la sociedad. Sólo faltaba incluir la renovación de la cultura intelectual católica, vacío que empezaría a llenarse con la reforma de las UCs. Nos sentíamos comprometidos, además, con el "aggiornamento" de la Iglesia Católica, la ventana abierta al mundo por el Concilio Vaticano II y, en el ámbito universitario católico, con el manifiesto de Buga, de febrero de 1967, que subrayaba el papel crítico de la comunidad académica ante las alienaciones sociales y rechazaba la conducción autocrática de las universidades católicas.

En seguida, la reforma representó un movimiento de rebelión generacional. Significó la emancipación de los herederos, el cuestionamiento de la figura del padre, la ruptura -dentro de la cultura católica- con el principio de autoridad anclado en la familia, en las estructuras educacionales tradicionales, y en la represión sexual. Simbolizó, por decir así, el paso desde el principio de realidad y la sublimación al principio del placer, liberándose energías que pronto se manifestarían en los estilos de vida de los jóvenes católicos y en sus juicios morales. Al perder su legitimidad la Weltanschauung conservadora, surgieron modelos más diversos de convivencia, otras maneras de relacionarse con la naturaleza y la trascendencia, y otras apreciaciones estéticas.

Entre los años 1967 y 1968 pudo comprobarse, asimismo, que este movimiento tenía raíces geográficas más extendidas, las cuales apuntaban hacia una fuente común de malestares culturales en Berkeley, París, Praga, Santiago o México. En medio de la abundancia o la opresión, arremolinados tras las más diversas banderas ideológicas -comunitarias, anárquicas, maoístas, anti-autoritarias, del socialismo con rostro humano, etcétera- los jóvenes esgrimen y difunden las mismas metáforas: que bajo los adoquines se encuentran las playas y que el realismo consiste en pedir lo imposible. En distintos idiomas y circunstancias, repiten una y mil veces las palabras de Rimbaud: "cambiar la vida". Y este sentimiento encuentra sus propios canales de expresión en la música, el teatro, la liturgia, la amistad, el amor, el estudio y el trabajo.

De igual modo, reclamábamos cambiar los estrechos límites dentro de los cuales se desenvolvía la UC: su débil y obsoleta plataforma de conocimiento, sus pesadas rutinas docentes, la rigidez de sus jerarquías académicas, su enclaustramiento y lejanía de los ruidos de la ciudad, su distintivo clasismo e identificación con el catolicismo preconciliar. Anhelábamos otra formación; fuera de clases leíamos otros libros que los prescritos por el sylabus; nuestras conversaciones estaban pobladas por personajes -como la Maga y Oliveira- que no encontrábamos a nuestro alrededor y de autores y teorías excluidos de la reflexión universitaria. Nosotros, aprendices de brujo apenas, ansiábamos entrar en contacto con esas ideas que, sin embargo, apenas lograban penetrar los gruesos muros de la universidad. Igual como ocurría con los grandes sucesos de aquella época -la guerra de Vietnam, los ecos de la revolución cubana, el juicio a Eichmann, el movimiento por la igualdad de derechos y Martin Luther King, la descolonización de África...

En fin, aquel 11 de agosto pensábamos estar cerrando un ciclo en la vida de la UC y abriendo una nueva etapa, donde podrían conciliarse la emancipación generacional con las transformaciones de la sociedad. No sospechábamos que, por el contrario, la verdadera historia empezaba cruelmente a tejerse a nuestras espaldas, lo cual sólo puede apreciarse en retrospectiva.

lunes, 6 de agosto de 2007

Cynthia Rhodes, o el baile ochentero

La Sra. de Richard Marx, Cynthia Rhodes, aparece en Flashdance, Staying Alive y Dirty Dancing (además de una breve aparición como bailarina en Xanadú). Rhodes se retiró para ser una madre de familia



19 deseos para un cine activista

Jem Cohen

1. Que me cuente algo que no sepa y pregunte tanto como responda.
2. Que sostenga un espejo frente al mundo roto.
3. Que tome una nueva forma, de alguna manera distinta de la de películas anteriores, especialmente aquellas dentro de su propio género.
4. Que no deshumanice o utilice golpes bajos.
5. Que sea como un shock, incluso bajo una forma incómoda o alegre.
6. Que no se vea como un video musical, o huela como una publicidad.
7. Que sea, de alguna manera, misterioso, ambiguo, extraño.
8. Que sea, de alguna manera, divertido.
9. Que me inspire furia.
10. Que me inspire hacia la paz.
11. Que no se guíe por los mandamientos de Hollywood (cine como negocio, películas como productos, adoración de celebridades y espectáculo, vida en tres actos predecibles).
12. Que sea más que propaganda.
13. Que evite el sentimentalismo.
14. Que le hable con verdades al poder.
15. Que les hable con verdades a los sin poder.
16. Que busque en las sobras de la historia.
17. Que me haga querer ponerme a trabajar.
18. Que luche por la honestidad.
19. Que me vuele la cabeza.

Fuente. Diario del BAFICI

Fueron el fin de una época

El fin de mazinger Z


El fin del SDF-1 Robotech


El fin de Ally Mc Beal


El fin de Los Soprano


El final de Friends

sábado, 4 de agosto de 2007

JT Leroy: paga no más

Laura Albert junto a la actriz que hacía de JT Leroy. Fuente: nymag.com
Fuente: Moleskine

La escritora Laura Albert ha sido condenada en EEUU a pagar 350,000 dólares (una cifra baja, si comparamos lo que debe recibir por adelantos y regalías) a Antidote International Films por haber intentado estafarlos vendiéndoles la historia de JT Leroy, un chico problema, víctima de abusos sexuales de niño, que terminó convertido en escritor supuetamente autobiográfico. Como se sabe, JT Leroy era en realidad una actriz que se disfrazaba de chico travesti, y sus cuentos y novelas eran escritos por su "manager" Laura Albert. Ante las acusaciones de fraude, como cuenta The Guardian, Albert sólo atinó a decir que ella sentía tan interiormente a JT (lo llama "my respirator") que no se dio cuenta de que no era ella cuando vendió "su historia" para ser filmada. Ante una defensa tan honesta, los jueces sonrieron de costado y le clavaron la multa por estafadora.

Miguel Soto, según sus alumnos

Fuente: Wikiderecho
"Los tipos delgados son sospechosos. Deben tener vicios muy ocultos. Además, falta de cariño y afecto a la humanidad".
"Porque LA MUJER DEL CÉSAR NO SÓLO DEBE SER HONESTA, SINO QUE TAMBIÉN PARECERLO. Los hombres no deben ser honestos. ¿Sabe ud. por qué? -le preguntó a una alumna-.¡Porque hay una diferencia esencial, insoslayable, óntica, de la naturaleza, de orden divino!: la mujer puede quedar embarazada, puede introducir prole adulterina y atentar así contra la sagrada constitución del núcleo familiar, que es la base de la sociedad."
"... Pero se eliminaron las democracias censitarias. Hoy, un hombre, un voto. Hoy, incluso, una mujer, un voto."
"Porque del océano de la antijuricidad, se recorta el archipiélago de los delitos... en la chanta metáfora de la dogmática jurídico-penal contemporánea."
"¡Porque yo soy Robert Mitchum!"
"En todo evento..."
"Luego,..."
"No sé si me eKplico..." (haciendo un gesto con la mano hacia el curso y torciendo levemente la cabeza)
"Tengo mi cerebro en Bonn pero mi corazón en Frankfurt"
"¿Se han fijado que a Antonio Bascuñan le gusta mucho hacer distinciones?"
"¿Alguien ha visto "A la hora señalada" con Gary Cooper? ¿NO, nadie?... Estamos cagados."
"Las mujeres no tienen alma"
"El matar a la mujer no es un delito, por eso el código dice "el que mate a otro" "
"El fantasma de la concupiscencia..."
"No tengo ganas de hacer clases" (muy frecuente cuando llega a la sala)
"¿Vámonos?" (invitando a irse para la casa)
"Dejémoslo hasta aquí para poder ir a la biblioteca..."
"Si el problema es normativo-valorativo, se resuelve en sede normativo-valorativa" (con voz engolada)
"El Código de la Fértil Provincia..."
"Eso es pura moralina"
"Las mujeres tienen un doble placer conmigo. El primero es durante el acto sexual mismo, el segundo cuando salgo de encima de ellas"
"Señorita, responda la siguiente pregunta: ¿Se cumple con el requisito de "Acceso Carnal" si yo violara a alguien con un palo de escoba?"
"Terminemos luego este examen que tengo que ir a ver Romané"
"Si la violación es inminente, relájese y disfrute"
"...En el Código Penal Alemán de 1936, se sancionaba el delito contra el buen sentir de la nación alemana, cuyo más preclaro exponente era el Führer"
"Me da un pedachito?" (refiriéndose a cualquier alimento ingerido por los alumnos en clases)
"Shi shi shi"
"Ño Ño Ñooo"
"Shi she..."
"La eKpectativa normativa"
"¡Soy una bomba de tiempo!"
"A cheye peta", con tono infantil. Como el alumno no comprendió, lo repitió, hasta que los que estaban sentados junto a él le señalaron que tenía que cerrar la puerta.

qué es slipstream? por Baradit

De los chicos&chicas de Tauzero, este artículo que apareció en La Tercera.

"Hace unos días cité un artículo acerca de “Leviatán”, de Paul Auster, en una reunión. Una vocecilla aguda rompió el silencio con una frase sorpresiva, “esa es una novela slipstream”, se escuchó desde la oscuridad tras un schop. Silencio sepulcral.
“- Perdone, ¿cómo dijo?”.
La conversación posterior derivó en cosas usuales y domésticas como de qué color eran los órganos interiores de un klingon o si el continente americano había sido en realidad un animal vivo antes de la conquista española, quizá ese mismo leviatán bíblico que los heroicos cristianos de Castilla vinieron secretamente a matar en nombre de todo lo santo.

El asunto es que llegando a la casa me puse a investigar acerca del término y me encontré con sorpresas.

En el año 1989, Bruce Sterling (Mr. cyberpunk y amigote de William Gibson, Master cyberpunk) publicó un artículo llamado Slipstream, donde vislumbra una curiosa agrupación acercándose entre la niebla, un grupo de escritores que estaban convirtiendo en movimiento un fenómeno que se había dado aisladamente en la literatura del siglo XX: el cruce deliberado y masivo de géneros en una misma obra literaria.

Bruce dice del Slipstream en su artículo: “Es una forma contemporánea de escritura que se enfrenta contra la realidad consensuada. Es fantástica, surreal a veces, especulativa en ocasiones…simplemente te hace sentir muy extraño; de la manera en que vivir en los últimos años del siglo XX te hace sentir…Marcada por la manera de abordar el material literario…La Historia, el periodismo, la ciencia…son tratados irrespetuosamente no como “hechos de la vida real”, sino como cosas, material crudo para un trabajo de collage”.

Este último punto es el que finalmente predominó en esta definición: material crudo para un trabajo de collage. El Slipstream, parodiando al Mainstream, lentamente comenzó a revelarse no como un movimiento, sino como una tendencia generalizada, parte del zeitgeist de toda una era. La generación que finalmente trascendió los metarrelatos y armó sus propios muros con los fragmentos de ese otro muro único que parecía definitivo. Los que atravesaron las fronteras e ignoraron graciosamente las “lineas marcadas en el suelo” que, se suponía, no podían atravesar, mezclando bastardamente la alta y la baja cultura, armando su propio patchwork, su propio manual de instrucciones con los retazos de cuanta cosa le habían metido en la cabeza a la generación que más información había absorbido en la completa historia de la humanidad, con desparpajo y toda la libertad que los ideólogos y profetas de la posmodernidad nunca tuvieron realmente. Finalmente los aduaneros se quedaron solos fiscalizando las fronteras de los géneros y por supuesto, no les quedó otra que hacer lo que sabían hacer: ponerle una etiqueta a lo inetiquetable. Slipstream.

Haruki Murakami, Rodrigo Fresán, Chuck Palahniuk, Kurt Vonnegut, China Mièville, Paul Auster, Douglas Coupland, Charlie Kauffman (por qué no), Warren Ellis (por qué no). En definitiva, guerrilleros que triunfaron en la meta de convertirse en mutantes transgénicos literarios, el brazo armado de la cruda realidad, más deforme que cualquier fantasía si se la mira con el lente macro, el gps, la fotografía satelital, la resonancia magnética, los psicotrópicos de diseño y todas las herramientas para escudriñar la realidad que fracasan una y otra vez, como Heisenberg intentando un primer plano de un electrón. La paradoja de contar con todos los medios para atrapar la realidad para solo darse cuenta que el fractal se torna más y más desquiciado con cada acercamiento. Un escritor como un Action figure, descubriendo a Baudrillard y Matrix, “there is no spoon”, y entonces…”what the fuck!!”…”armemos nuestra propia realidad, que quizá resulte más real que la verdadera”…porque quieren tocar la temperatura de la verdadera realidad de una vez por todas, por eso se desquician, echando mano al realismo literario más crudo, a la ciencia ficción más hard, al surrealismo más desquiciado, a la violencia televisiva más tóxica, a la fantasía más volátil, a la cruza de formas de mirar las cosas para, por sumatoria, acercarse un poquito más a lo inefable.

Porque, ¿acaso no es así la realidad? ¿Acaso no adquirimos SIDA y le mandamos la verdad en mensajes digitales a nuestra pareja lesbiana en Bután a través de satélites, mientras vemos de reojo Los Simpsons, antes de meditar en posición zen y para despertar luego llorando de una pesadilla jurando que los fantasmas de nuestros abuelos rondan la casa para llevarnos de este mundo? ¿Acaso la realidad no es es el trago más freak y mal mezclado de múltiples licores que podamos experimentar? Ellos, the freaks ones, solo hacen el realismo literario más carnicero de todos, borrando fronteras que en la realidad no existen, convirtiendo a los géneros en lo que siempre debieron haber sido: ingredientes radioactivos para cocinar una metaliteratura al servicio del escritor y sus cosmos internos y no al revés."

Versión original del artículo publicado originalmente en Cultura, de La Tercera. sábado 28 de julio de 2007

hay que puro verla

Luis Eduardo Silva de Balboa

“Luis Eduardo Silva de Balboa podría ser millonario o un gran prócer. Dueño de una imaginación sin límites, de Balboa ha figurado como comprador de la revista George de John Kennedy Jr; abogado del narcotraficante Alberto Botero o testigo del plan para matar a Colosio en méxico. Todo minuciosamente falso”.

Así decía el reportaje de the Clinic que en el 2005 le hicierona este prócer de los medios.
El
medio blog anota su reaparición en lun y nos cuenta de su página web.
Ahí cuentan que como el hombre sabe bien como funcionan los medios ha logrado engañar con falsas informaciones a El Mercurio, La Segunda, LUN, e incluso al Wall Street Journal. Aunque no tengo la entrevista a mano, creo que cuentan que uno de los primeros en denunciarlo fue Fernando Paulsen, quien lo entrevistó en los tiempos en que estaba en TVN y alguien llamó para denunciarlo. A partir de eso el periodista le hizo la guerra y desde entonces Silva de Balboa lo odia y se refiere a él como
“el chanta de Paulsen”.

Según me cuenta un periodista de temas judiciales, Silva de Balboa tenía la costumbre de ir a pasearse a tribunales donde se entretenía haciendo declaraciones sobre el caso de turno al que quisiera. Pero pese a que ya es conocido en los medios, se las arregla para reaparecer tal como ocurrió esta semana en LUN. Si uno se da una vuelta por Internet aparece en las más variadas situaciones. Tiene una página web en donde cuenta que pasó por Harvard, la Sorbonne, la Universidad de Nueva York, además de haber sido un tiempo jesuita. En 1997 intentó ser candidato a senador pero según La Tercera no logró inscribir la candidatura porque no acreditó su estudios de enseñanza media, lo que explica que actualmente la tenga escaneada en su web.

Actualmente escribe artículos en El Gong, en Atina Chile figura como
el que introdujo las tarjetas de créditos en el país y según Bruno Córdova en el 2005 apareció en LUN como intermediario de unos mexicanos supuestamente interesados en comprar Chilevisión. También tiene algunas discusiones sobre sus títulos nobiliarios y genealogía."

Yo tengo un amigo (que no voy a nombrar) que se parece a este personaje.

viernes, 3 de agosto de 2007

La portada secuestrada


El juez de la Audiencia Nacional Juan del Olmo ha ordenado el secuestro del último número de la revista satírica El Jueves, en cuya portada aparece una caricatura de los Príncipes de Asturias en una situación considerada irreverente.

El auto dictado , a petición de la Fiscalía General del Estado, ordena a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado que procedan a retirar los ejemplares de la revista de los puntos de venta, así como que se desplacen a Madrid y Barcelona para hacerse con el molde del dibujo.