martes, 13 de diciembre de 2005

Llame ya

sumatra


Pídalo en su librería amiga. Made by Malayo
Otro producto de Ediciones Tácitas

martes, 6 de diciembre de 2005

Vota Bachelet

michelle


domingo, 4 de diciembre de 2005

una vida de lujo

De la revisión de la prensa dominical no me quedo hoy con Peña sino con Carcavilla que escribe en La Nación algo que comparto al 100%: qué significa una vida de lujo y qué ganas de que estuviera en el debate electoral. Está bien proponer igualdad de oportunidades de educacion, pero cómo nos hacemos cargo de que haya tiempo para un rico café, su buen pucho y un libro de auster, bolaño o bertoni, eso es una vida de lujo para ángel, perder el tiempo para ganar el oro en la fuente de soda de la esquina:

"Me urge saber en estas elecciones que es lo que piensa cada candidato con respecto al lujo. Necesito saber si los próximos años los vamos a pasar trabajando como esclavos o habrá más tiempo para el ocio. Desgraciadamente en esta país la palabra está más vinculada a la pompa y al boato, al consumo de marcas, autos, ropas y joyas, que a la calidad de vida.

No creo que vivir lujosamente sea poder comprar todo lo que a uno se le antoje. Estoy seguro que el lujo está lejos de una 4x4, un barrio como La Dehesa o un Rolex. Más bien es todo lo contrario, se trata de vivir con menos cosas que reclamen nuestra atención y nos quiten tiempo para extasiar los sentidos. Un buen pan con palta, una fruta fresca, un buen olor o simplemente contemplar por horas el mar tiene más que ver con el lujo que una lámpara o una silla hecha por tal o cual diseñador.

Es un lujo dejar un trabajo que nos desagrada, no perder el tiempo en una cola, extender la hora de almuerzo, tener hijos cuando se quiera, vivir en medio del campo sin rejas ni alarmas en vez de hacerlo en condominios con guardias y club house. El lujo tiene que ver más con la naturaleza que con el asfalto, más con la oscuridad de un sitio donde se vean las estrellas que con la incandescente iluminación artificial que nos protege de la delincuencia. El lujo esta completamente desmaterializado y esta enlazado con la descomplicación, la sencillez y abominar las ostentaciones. La humilde casa de adobe o madera del campesino frente a las arquitecturas grandilocuentes, lo artesanal e irregular frente a lo perfecto, las texturas y colores de lo natural frente al brillo insoportable de las cosas artificiales, lo despojado frente al amaneramiento.

El refinamiento supremo consiste ahora en disfrutar de una siesta entre sábanas de puro algodón o sobre la hamaca tendido a pleno sol. El lujo es darse un baño de tina que dure horas y contemplar la espuma del jabón en el cuerpo, de cocinar un buen plato de porotos y acompañarlo de un vino botillero. El lujo está en tomarse un buen café, en andar a pata pelada y posar los pies descalzos sobre el pasto o la tierra, en absorber el aroma nocturno del jazmín, en escuchar un buen disco, o el agua corriendo en alguna acequia.

Dejó de ser un pecado no tener celular, no conocer al personaje de moda, no tener el auto del año, no tomar el vino más caro, ni vivir en el lugar más taquilla. El lujo tiene que ver más con desaparecer, con perder el tiempo, con no estar. Me gustaría saber cuál es el mayor lujo de los candidatos, quién prefiere el bienestar por sobre el crecimiento, a cuál le interesa de verdad no hacernos esclavos del progreso y sí amantes del lujo."

Nadie me dijo que habría días como estos

En serio, Nadie me dijo que habría días como estos
Pat Benatar me dijo que el amor es un campo de batalla
y Madonna que las chicas sólo querían pasarlo bien
Charly me advirtió de hacer promesas sobre el bidet y
pero nadie, nadie me dijo que habría días tan raros como estos
(raros, raros, raros)
Everybody's talking and no one says a word
Everybody's making love and no one really cares
There's Nazis in the bathroom just below the stairs

Always something happening and nothing going on
There's always something cooking and nothing in the pot
They're starving back in China so finish what you got

Nobody told me there'd be days like these
Nobody told me there'd be days like these
Nobody told me there'd be days like these
Strange days indeed -- strange days indeed

Everybody's runnin' and no one makes a move
Everyone's a winner and nothing left to lose
There's a little yellow idol to the north of Katmandu

Everybody's flying and no one leaves the ground
Everybody's crying and no one makes a sound
There's a place for us in the movies you just gotta lay around

Nobody told me there'd be days like these
Nobody told me there'd be days like these
Nobody told me there'd be days like these
Strange days indeed -- most peculiar, mama

Everybody's smoking and no one's getting high
Everybody's flying and never touch the sky
There's a UFO over New York and I ain't too surprised

Nobody told me there'd be days like these Nobody told me there'd be days like these Nobody told me there'd be days like these Strange days indeed -- most peculiar, mama

"Mis flores para mamá" por oscar castro

auster

"El 30 de Noviembre de 1974 mi madre María Julieta Ramírez Gallegos desaparece a manos de la DINA cuando, cumpliendo su deber de madre, fue a visitarme al campo de prisioneros de Tres Alamos.
El 30 de Noviembre de 1976 fui liberado y partí a vivir mi exilio a París. Para seguir con esta fecha llena de misterio, el 30 de Noviembre de este 2005 me encontré en una Corte de Apelaciones de mi país. Allí, esa mañana se pedía el desafuero del ex-dictador por el caso de mi madre, junto a otros detenidos desaparecidos de Villa Grimaldi.
La sala estaba llena. Por esas cosas del destino, y sin ni siquiera saberlo, mi ubicación en la sala fue a menos de 10 centímetros de Ambrosio Rodríguez, el abogado defensor del ex-dictador.
Escuché a los abogados querellantes que con pasión trataban de convencer con todo tipo de documentos las atrocidades cometidas en la época de la dictadura a un pleno que miraba todo esto como un film muchas veces visto y que -por lo tanto- ya conocen de memoria el final.
Cuando fue el turno de Ambrosio Rodríguez éste también lo hizo con pasión. Trató de convencer a los que estábamos ahí presentes que su defendido nunca supo lo que hacía la DINA. Por momentos su oratoria alcanzaba un tal delirio que daba la impresión de querer convencernos que su cliente ni siquiera sabía la existencia de ese servicio de inteligencia? El abogado usaba párrafos de la respuesta que Pinochet le daba al General Contreras en el careo que estos dos sujetos tuvieron hace algunos días atrás? En esos momentos su cliente tenía una memoria de elefante y era de una coherencia absoluta, se acordaba de todo. Su claridad lo llevaba hasta a pedirle disculpas al General Contreras por haberse « traspicado » el día anterior dando una información que no era correcta? Ambrosio hablaba y gesticulaba mostrando carpetas de otros juicios en los que su cliente había salido indemne e insistía que no se puede juzgar a una persona otra vez por el mismo delito? Para terminar diciendo que su defendido estaba más loco que nadie y que ha estas alturas de la vida no tenía idea de quién es quién. Ni quién venía de parte de quién?
Todo eso duró largo rato... En un momento me pregunté como hombre de teatro que soy lo interesante que sería cambiar con Ambrosio Rodríguez por unos instantes de rol y que fuera él hijo de una madre desaparecida y yo el abogado defensor. Sólo por unos instantes, para que pudiera sentir esta pena que llevo en el alma por más de treinta años? Yo defendería bien al asesino, tal vez mejor que él, porque yo soy un excelente comediante con más de cuarenta años de circo. Luego cada uno recuperaría su rol.
No seguí escuchando. Al salir de la audiencia pensé: en los tiempos de guerra son los padres los que entierran a sus hijos, en los tiempos de paz son los hijos los que entierran a sus padres? Vivimos tiempos de paz y yo aún no puedo hacerlo?
Mi madre no tuvo derecho a cementerio y es en los Tribunales de Justicia donde yo puedo rendirle sus merecidos homenajes y donde yo le llevo como flores amor, verdad y justicia.
Yo me siento en paz con ella porque ella sabe que mi amor que le tengo será mi venganza. "

Oscar Castro.
Linkeado desde Abriendo Juegos, Abriendo Mundos

jueves, 1 de diciembre de 2005

no direction home

"CRONICAS es una novela de no-ficción donde el héroe revela esencialmente uss peripecias en el universo de la cultura, como interpreta y lee lo que lo rodea. Todo con un tono alegre e insomne. Una entonación literaria que viene volando hacia el lector para despercudir el aura flagelada de mesías pop de quien narra. Dylan casi lo consigue, aunque al final uno no le crea del todo, porque -como el Raúl Ruiz en "Poética del cine"-, sus raccontos son los de un tipo obsesionado con la genealogía de su propia erudición, con la arqueología de sus frases; con la magia y el misterio de alguien que se investiga a sí mismo, escribiéndose de forma compulsiva pero jamás complaciente, saltando de un tiempo a otro, todo para dilucidar su origen mítico."

Más del comentario de Bisama sobre el libro de Dylan en el comelibros
Pueden encontralo en librería metales pesados.