jueves, 21 de abril de 2011

corrección fraterna

El otro día me dijeron que decía muchos garabatos. Me lo reprochó un cura culia’o. Hay curas santos. pocos. Hay curas sabios. muy pocos.Hay curas necesarios. Hay curas locos. Hay curas muy cínicos.Y hay curas culiao’s.

Unos de ellos dijo que yo decía muchos garabatos.
Un escándalo. Es un escándalo. Rafael de España versión Gregoriana de Roma. Redolés dixit : Hay viejos culiao’s que no creen en nuestro amor. Ni en nuestro fuego, no creen en nada más que en sus catecismos de letra chica y manga ancha. Diplomacia vaticana que le llaman los malentendidos de la real politik, esos mercanchifles de a peso que aún no salen del templo ni a latigazos.

Pero existe el fuego que a veces quema.
Y entonces no hay cura culia’o que se salve, porque nos salvan a todos, un nombre sin nombre con olor a brisa sin relámpago pero encendido un poder sin gloria una pasión sin titulares ni libreta de cheques, sólo la vieja historia de un viernes demasiado largo, algunas preguntas tontas, algún quedarse dormido o arrancar,
y como Bart escribir cien veces, somos todos curas culia’os.

No hay comentarios.: