viernes, 3 de septiembre de 2004

Parra Parrísimo


El sábado la Fundación Neruda le rindió un homenaje a Nicanor Parra en la casa museo de Isla Negra. Era una incógnita si llegaría el antipoeta, reacio a las apariciones públicas. El acto partió sin él; pero cuando las luces estaban apagadas y los focos iluminaban el escenario, Francisco Torres, director ejecutivo de la fundación, agradeció la presencia del homenajeado, que había ingresado sigilosamente y se confundía con las sombras. Una vez que las luces volvieron, todos lo buscaron, pero fue en balde: Nicanor ya había regresado a su casa en Las Cruces.
"Yo me veo mejor en la penumbra... tengo buen lejos", asegura el antipoeta. Ayer, sin embargo, dejó las sombras y su gusto por andar de incógnito y apareció en primer plano en la casa central de la Universidad Diego Portales. Y no era para menos: después de 19 años lanzaba un nuevo libro, Lear Rey & Mendigo, su personalísima versión del clásico de Shakespeare.
Sin contar Discursos de Sobremesa, Nicanor no publicaba una obra íntegramente nueva desde Hojas de Parra (1985). El antipoeta tradujo Lear en 1990 para el Teatro de la Universidad Católica y lo mantuvo inédito por 14 años.
De esta forma, su publicación es un acontecimiento, porque se trata de toda una creación parriana. Según el crítico Alejandro Zambra, quien preparó la edición, "el Lear de Parra es un auténtico Lear de Shakespeare y, a la vez, es una de las mejores obras de Nicanor Parra".

El hall de la universidad estaba repleto y cuando el antipoeta entró por una puerta lateral, fue recibido con una ovación. El acto se transformó, así, en una celebración adelantada de sus 90 años, que cumple el domingo. Allí estaba la plana mayor de la universidad, empezando por el rector Francisco Javier Cuadra, académicos, intelectuales y escritores, desde Alfredo Jocelyn-Holt y Antonio Skármeta, hasta Raúl Zurita y Jaime Collyer. Durante el acto, se realizó una breve dramatización del texto y luego Parra leyó el prólogo que escribió para el libro. "En un mundo desprovisto de racionalidad/ La poesía no puede ser otra cosa/ Que la mala conciencia de la época.// Lo demás es literatura greco-latina", dijo el antipoeta antes de que el público cayera sobre él como si fuera una estrella pop.
Miembro honorario de la Universidad Oxford por su versión de Lear, Nicanor Parra postula nuevamente al Premio Nobel. "Me olvidé de ese tema -dice-, no pienso en el Nobel, hará... unas 24 horas".(Extraido de La Tercera) 




de VERSOS DE SALÓN (1962)

"Pido que se levante la sesión
Señoras y señores:
Yo voy a hacer una sola pregunta:
¿Somos hijos del sol o de la tierra?
Porque si somos tierra solamente
No veo para qué
continuamos filmando la pelicula:
Pido que se levante la sesión.

VERSOS SUELTOS
Un ojo blanco no me dice nada
Hasta cuándo posar de inteligente
Para qué completar un pensamiento
¡Hay que lanzar al aire las ideas!
El desorden también tiene su encanto
Un murciélago lucha con el sol:
La poesía no molesta a nadie
Y la fucsia parece bailarina.

La tempestad si no es sublime aburre
Estoy harto del dios y del demonio
¿Cuánto vale ese par de pantalones?
El galán se libera de su novia
Nada más antipático que el cielo
Al orgullo lo pintan de pantuflas:
Nunca discute el alma que se estima.
Y la fucsia parece bailarina.

El que se embarca en un violín naufraga
La doncella se casa con un viejo
Pobre gente no sabe lo que dice
Con el amor no se le ruega a nadie:
En vez de leche le salía sangre
Sólo por diversión cantan las aves
Y la fucsia parece bailarina.

Una noche me quise suicidar
El ruiseñor se ríe de sí mismo
La perfección es un tonel sin fondo
Todo lo transparente nos seduce:
Estornudar es el placer mayor
Y la fucsia parece bailarina.

Ya no queda muchacha que violar
En la sinceridad está el peligro
Yo me gano la vida a puntapiés
Entre pecho y espalda hay un abismo
Hay que dejar morir al moribundo:
Mi catedral es la sala de baño
Y la fucsia parece bailarina.

Se reparte jamón a domicilio
¿Puede verse la hora en una flor?
Véndese crucifijo de ocasión
La ancianidad también tiene su premio
Los funerales sólo dejan deudas:
Júpiter eyacula sobre Leda
Y la fucsia parece bailarina.

Todavía vivimos en un bosque
¿No sentís el murmullo de las hojas?
Porque no me diréis que estoy soñando
Lo que yo digo debe ser así
Me parece que tengo la razón
Yo también soy un dios a mi manera
Un creador que no produce nada:
Yo me dedico a bostezar a full
Y la fucsia parece bailarina."



parra

No hay comentarios.: