jueves, 30 de noviembre de 2006

Bruce versus Montgomery



La revista Forbes publicó una lista sin par de los 15 individuos más adinerados del mundo, y la lista no tiene igual porque todos los personajes son ficticios.
Oliver "Daddy" Warbucks, el padre de "Anita, la huerfanita", en la tira cómica del mismo nombre que ha sido llevada al teatro y al cine, ocupa el primer lugar en la lista anual de "Los 15 ficticios de Forbes", reemplazando a Santa Claus.
Forbes estima que Warbucks, tiene una fortuna neta valorada en más de 36 mil millones de dólares.
El padre adoptivo de "Anita, la huerfanita", es presuntamente un general del ejército estadounidense retirado, que ha construido su fortuna como contratista de defensa.
Aunque la revista describe el valor neto de Santa Claus como infinito, los editores lo quitaron de la lista este año porque recibieron muchísimas cartas de niños indignados insistiéndoles en que Santa no es ficticio.
El número dos en la lista es C.Montgomery Burns, el conspirador propietario de la planta nuclear de la serie de televisión de dibujos animados "Los Simpsons", quien ha duplicado su fortuna a más de 16 mil millones de dólares en apenas 12 meses, gracias en parte, según Forbes, a un acuerdo de "intercambio de tecnología" con el dictador norcoreano Kim Jong Il.
Otros personajes en la lista de los 15 Ficticios son Bruce Wayne, el alter ego de Batman; Scrooge, el tacaño anciano de las historias de navidad de Charles Dickens; la heroína Lara Croft, personificada en el cine por Angelina Jolie; y Lucius Malfoy, de los cuentos de Harry Potter.
Forbes estima que los 15 tienen un valor neto total de 111 mil millones de dólares.

martes, 28 de noviembre de 2006

Diez tesis sobre el PPD y la ética pública

"Déjenme, ante todo, agradecer al Partido por la Democracia, y a su Presidente, la invitación para intervenir en este Consejo y darles a conocer mis opiniones sobre la ética y la política, un tema que hoy día, sin ninguna duda, merece ser reflexionado atendidos los hechos de corrupción, las infracciones a la ley y las disputas en que se han visto involucrados militantes de diversos partidos de la Concertación y que agobian el ánimo de todos quienes se interesan por los asuntos públicos o participan directamente de ellos.

A fin de favorecer la discusión en torno al problema del que ahora debemos ocuparnos, voy a expresar mi punto de vista en la forma de diez tesis más o menos breves acerca de la relación entre ética y política en Chile.

Cada una de estas tesis intenta dar una respuesta a la siguiente pregunta: ¿por qué, a pesar que sabemos cómo debemos comportarnos en política, no somos capaces de hacerlo? ¿Por qué, a pesar que conocemos las reglas del buen comportamiento, no somos capaces de estar a la altura?

Mi primera tesis es que la política en Chile siempre ha sido clientelística, como lo prueba la vieja existencia de los "political brokers" y la práctica de entregar facultades extraordinarias a los presidentes electos.

Existe abundante evidencia a favor de esta primera tesis; pero creo que para darle plausibilidad basta que cite dos que se encuentran suficientemente acreditadas en la literatura."









Por Carlos Peña González.

Clik

lunes, 27 de noviembre de 2006

Teillier recordado en la UDP


Escuela de Psicología UDP rinde homenaje a Jorge Teillier

Fecha Martes 28 de noviembre
Hora 16.30 horas
Lugar Auditorio de Vergara 275
Organiza Psicología

- Muestra de "Nostalgias del Far West", video documental sobre Jorge Teillier
- Diálogo en torno a Jorge Teillier, con Floridor Pérez, Armando Roa y Sebastián Teillier
- Música en vivo de Rudy Wiedmaier ("Hotel Teillier") interpretando poemas de Teiller.

pezón republicano


foto made in The Clinic

Peirano poetry

Poesía de Lorenzo Peirano

YO SOY EL HIJO DE KAFKA
A Mauricio Ramírez Pino


Yo soy el hijo de Kafka
que sigue presente
en cada ciudad de hierro y azufre
en cada estridencia de papeles terribles

Yo soy el niño judío
similar a un tormento
descrito y borrado
borrado y descrito
que apenas conversa
que apenas recuerda

Yo soy el hijo de Kafka
muerto a los siete años de edad

(Pude haber sido el muchacho de Auschwitz)


HE PEGADO EN LOS MUROS DE MI CRÁNEO

He pegado en los muros de mi cráneo
un rostro de mujer con antifaz,
y no he querido suicidarme
aunque mis manos se lamentan.

Balbucear, impregnar los bares con temblores
y decidir por todos los muertos del planeta,
no son tareas que yo acepte.

No finjo preguntas, mi Señor,
como tampoco visito las iglesias.
Blasfemo me dicen las gargantas,
eres un blasfemo irremediable,
y usted sonríe.

Hay tiempos y canallas que he borrado,
quemaré todos mis retratos,
todos mis aullidos de una vez.

Como ve, Señor,
estoy en un mes opaco
sacudiendo el polvo de mis versos


Más poemazos del Sr. Peirano clikeando acá en memoriaviva

viernes, 17 de noviembre de 2006

Mc Ondo versión 2006: Jodidas mariposas amarillas

La Nación, Domingo 12 de Noviembre de 2006

Dieciocho jóvenes latinoamericanos, entre ellos Fresán, Bayly y Paz Soldán, fueron parte de un libro que se desmarcó del realismo mágico. Mataron al padre e instalaron su propio negocio. Acá el autor de "Mala onda" rompe el silencio frente al tópico por primera y única vez. De bonus track, Rafael Gumucio y Gonzalo Contreras le rayan la pintura a la antología.

Por Claudio Pereda- Madrid

Una de las cosas que dejó en claro la 26ª Feria del Libro de Santiago, recién pasada, fue que el panorama actual de la literatura latinoamericana exhibe temáticas claramente urbanas con ópticas cada vez más cosmopolitas. Tal como lo proclamó hace diez años un polémico libro que pretendía anunciar este desembarco.

"McOndo" (Grijalbo, 1996), antología de 18 cuentos pertenecientes a igual número de jóvenes escritores de la región, en la que todo lo que sonara a relamidas versiones de realismo mágico fue definitivamente clausurado.

Uno de los compiladores de la publicación, hoy perdida y transformada en objeto de culto, fue el escritor y periodista Alberto Fuguet (el otro fue Sergio Gómez), quien luego de la ardua e intensa polémica que se generó en el ambiente literario nacional y latinoamericano se juramentó nunca más referirse al tema.

"Cuando se habla de McOndo no se habla del libro, se habla del prólogo que hicimos. No se volvió una antología literaria. Los cuentos, o no fueron leídos o lo que realmente causó polémica fue el prólogo y el título. Por eso, creo que se leyó mal, sólo para destrozarlo", cuenta hoy Fuguet.

"Lo que buscamos con ese nombre fue reflejar con una palabra atractiva, lo que para nosotros significaba ser contemporáneos. Nunca impusimos una forma de escribir, aunque -claro- había ciertos rasgos estéticos que se compartían. Y si bien me parece que hoy la literatura de la región es bastante más diversa que hace diez años y, quizás, hasta media McOndo, lo cierto es que no buscábamos ponerle esa etiqueta-, subraya el escritor."

En el citado prólogo del libro, los autores detallaban cómo dos jóvenes becarios en un connotado centro literario de Estados Unidos reciben la tarea de seleccionar autores para una edición especial de la revista del lugar con literatura latinoamericana. Emocionados porque serían editados en inglés por primera vez, los jóvenes se contactan con diversos escritores de la región. Al llegar el momento de la revisión, el profesor norteamericano que dirigía la publicación se descompuso porque en ningún texto había mujeres que vuelan, ni mariposas amarillas ni otros eventos similares, tan "propios" de la literatura de esta parte del planeta. Cuento corto: la revista no salió y Fuguet y Gómez saciaron su "pica" haciendo una antología más grande, en la que se incorporaron nombres hoy conocidos -aunque en esa época no mucho-, como el boliviano Edmundo Paz Soldán, los argentinos Juan Forn y Rodrigo Fresán y el peruano Jaime Bayly, entre otros.

mo


La reacción de muchos escritores en el continente fue de estupefacción. La propuesta de la muerte del realismo mágico fue vista como un servilismo a la literatura gringa.
"Lo urbano es el espejismo de una clase que tiene la sartén por el mango, un sector minoritario que en su accionar ha envuelto en un falso canto de sirenas a cientos de campesinos que han llegado a ser crudamente marginales en una ciudad feroz", afirmaba con evidente encono el escritor Luis Sepúlveda, reflejando con ello el sentir de muchos representantes del ámbito literario.

"La verdad es que con toda esa experiencia de McOndo yo opté por no hablar más. No me siento capacitado ni experto como para dar soluciones ni diagnósticos. Muchos siguen en la suya con el realismo mágico y les va excelente. Son muy buenos comerciantes, los felicito y hasta me pueden dar un poco de envidia. Lo que sí creo que está en jaque en la literatura mundial es el tema de las generaciones, de cómo definir a un autor. En un mundo diverso, las conexiones van por lados muy sorpresivos", dice Fuguet.

Lo cierto es que, dado el actual panorama visto en la Feria del Libro de Santiago, los escritores de la región cada vez más presentan tópicos universales. "Pienso que en algo le achuntamos", comenta el escritor, "pero creo que sólo le pusimos un nombre a algo que ya estaba existiendo, y sobre esto me gustaría dejar claro que tal vez ese nombre no era el correcto. Pero fue sólo un título a algo que nos parecía diverso, hiperrealista y contemporáneo. Tampoco dijimos si eso era bueno o malo, simplemente dijimos esto es lo que está haciéndose aquí. La literatura tiene que quebrar ideas, abrir puertas, más que cerrarlas".

Aquí no se salva nadie

Rafael Gumucio: Creo que los antologadores inventaron un buen concepto de agencia de publicidad. En realidad, es un intento de desmarcarse de Estados Unidos, donde todavía creen que vivimos en el realismo mágico, pero para Latinoamérica no fue una novedad. Ahora, el boom también fue una operación de marketing, pero la diferencia es que de McOndo no salió un Gabriel García Márquez.

Gonzalo Contreras: La antología no marca un antes y un después, como si fuese una especie de frontera del realismo mágico, porque había mucha literatura en esos años, como mi caso, que no escribíamos bajo la cuerda de este movimiento. Creo que se hizo mucho caudal con McOndo; ahora, lo que ocurre es la inclinación de esos autores hacia la literatura norteamericana, y ése es el ángulo.

Sufjan Stevens: Chicago

Se Viene: 31 Minutos La Película

jueves, 2 de noviembre de 2006

Fernando de la Fuente


Este 31 de octubre se cumplieron 10 años del martirio del Hno. Fernando de la Fuente (en la foto), mi profesor jefe de cuarto medio en el Instituto Alonso de Ercilla, de los Hermanos Maristas.

Junto a otros 3 hermanos maristas misioneros en Zaire, fueron unas más de las incontables víctimas de las matanzas que suelen herir ese hermoso continente.

Este religioso español llegó muy joven a Chile y fue profesor en Rancagua, San Fernando y otras ciudades. Recuerdo cuando nos contaba de sus recorridos, grabadora en mano, para registrar y reconocer los idiolectos de distintas zonas del país. Como profesor de Castellano nos repetía, una y otra vez, la frase de Ortega y Gasset: "yo soy yo y mi circunstancia, y si no la salvo a ella, no me salvo yo."

El Hno. Fernando, fue mi profesor de castellano, mi amigo y me enorgullece -y desafía- saber que murió intentando salvar nuestra circunstancia, los niños y niñas de África. En estos tiempos de discusión por mejorar la educación, agradezco el regalo de haber conocido un maestro y un mártir, y quiero recordar una muerta tan llena de vida.