miércoles, 16 de febrero de 2005

12 Thomas

textoalternativo

Entre los temas que este disco contiene destacan versiones de "El frío misterio" de Electrodomésticos, "El aparecido" de Víctor Jara y "Vuelta y vuelta" de Sergio "Tilo" González (Congreso), las que renacen remozadas y conviven en natural armonía en este nuevo trabajo de Redolés, que tiene mucho de música latina y en particular de la cumbia ("la cumbia es nuestro blues" como dijera Carlitos Vives).

Esta producción nace por la idea que Redolés planteó hace un par de años a Los Ex-Animales Domésticos (hoy, un conjunto de siete músicos donde participa en percusiones su hijo Sebastián) de hacer un disco sólo con material registrado en vivo. Así, seleccionaron lo mejor de unos 24 recitales: las tres adaptaciones, dos temas de integrantes de su banda y canciones de su autoría.
Creativamente, los temas pertenecen a épocas dispersas e incluso hay uno ("Isabela") que partió de un verso escrito por Redolés en Inglaterra en 1975. El más nuevo es "Se lo mandé y me rebotó", inspirado en una compra por Internet. "No voy a decir qué", advierte. "Kem pana" es el que mayor consenso interno genera y por eso fue escogido como primer single. De hecho ya tiene un video clip animado.

redoles3 Redolés quiere que su disco tenga la difusión más amplia posible, pero sabe que es difícil. "Una vez en la radio Zero le dijeron a mi productor: 'Acá no tocamos a Redolés, no traigai más huevadas'. Y por favor cítalo en tu nota", le cuenta Mauricio al periodista que lo entrevistó para barriochile.com

Le lleva poesía del redolés, oiga:

No importa


Hay viejos culiaos que no creen en nuestro amor
no importa oh...!
hay viejos culiaos que no creen en la
liberación de la mujer
no importa oh...!
hay
viejos culiaos que no creen en la rebelión punk
no importa oh...!
hay viejos culiaos que no creen que en un
poema se pueda decir:viejo culiao no importa oh...!
No importa, si yo la
quiero y usté me quiere
No importa, escuchemos...
la mitad de la humanidad que sangra una vez al mes por toda la humanidad
No importa, avivemos la cueca punk
No importa oh!!!
escribamos poemas
llenos de groserías,y metámonos el espíritu al bolsillo perro,
No importa oh!!!


redolés2

"12 Thomas" se vende exclusivamente en la tienda Discomanía (21 de mayo 583, local 894) o a través del e-mail


martes, 15 de febrero de 2005

LOS NEOCHILENOS

a Rodrigo Lira

hoppe



Fotografía del Sr. Alvaro Hoppe

"El viaje comenzó un feliz día de noviembre
Pero de alguna manera el viaje ya había
terminado
Cuando lo empezamos.
Todos los tiempos conviven, dijo Pancho
Ferri,
El vocalista. O confluyen,
Vaya uno a saber.
Los prolegómenos, no obstante,
Fueron sencillos:
Abordamos con gesto resignado
La camioneta
Que nuestro mánager en un rapto
De locura
Nos había obsequiado
Y enfilamos hacia el norte,
El norte que imanta los sueños
Y las canciones sin sentido
Aparente
De los Neochilenos,
Un norte, ¿cómo te diría?,
Presentido en el pañuelo blanco
Que a veces cubría
Como un sudario
Mi rostro.
Un pañuelo blanco impoluto
O no
En donde se proyectaban
Mis pesadillas nómadas
Y mis pesadillas sedentarias.
Y Pancho Ferri
Preguntó
Si sabíamos la historia
Del Caraculo
Y el Jetachancho
Asiendo con ambas manos
El volante
Y haciendo vibrar la camioneta
Mientras buscábamos la salida
De Santiago,
Haciéndola vibrar como si fuera
El pecho
Del Caraculo
Que soportaba un peso terrible
Para cualquier humano.
Y recordé entonces que el día
Anterior a nuestra partida
Habiámos estado
En el Parque Forestal
De visita en el monumento
A Rubén Darío.
Adiós, Rubén, dijimos borrachos
Y drogados.
Ahora los hechos banales
Se confunden
Con los gritos anunciadores
De sueños verdaderos.
Pero así éramos los Neochilenos,
Pura inspiración
Y nada de método.
Y al día siguiente rodamos
Hasta Pilpilco y Llay Llay
Y pasamos sin detenernos
Por La Ligua y Los Vilos
Y cruzamos el río Petorca
Y el río
Quilimari
Y el Choapa hasta llegar
A La Serena
Y el río Elqui
Y finalmente Copiapó
Y el río Copiapó
En donde nos detuvimos
Para comer empanadas
Frías
Y Pancho Ferri
Volvió con las aventuras
Intercontinentales
Del Caraculo y del Jetachancho,
Dos músicos de Valparaíso
Perdidos
En el barrio chino de Barcelona.
Y el pobre Caraculo, dijo
El vocalista,
Estaba casado y tenía que
Conseguir plata
Para su mujer y sus hijos
De la estirpe Caraculo,
De tal forma que se puso a traficar
Con heroína
Y un poco de cocaína
Y los viernes algo de éxtasis
Para los súbditos de Venus.
Y poco a poco, obstinadamente,
Empezó a progresar.
Y mientras el Jetachancho
Acompañaba a Aldo Di Pietro
¿Lo recuerdan?
En el Café Puerto Rico
El Caraculo veía crecer
Su cuenta corriente
Y su autoestima.
¿Y qué lección podíamos
Sacar los Neochilenos
De la vida criminal
De aquellos dos sudamericanos
Peregrinos?
Ninguna, salvo que los límites
Son tenues, los límites
Son relativos: gráfilas
De una realidad acuñada
En el vacío.
El horror de Pascal
Mismamente.
Ese horror geométrico
Y oscuro
Y Frío
Dijo Pancho Ferri
Al volante de nuestro bólido,
Siempre hacia el
Norte, hasta
Toco
En donde descargamos
La megafonía
Y dos horas después
Estábamos listos para actuar:
Pancho Relámpago
Y los Neochilenos.
Un fracaso pequeño
Como una nuez.
Aunque algunos adolescentes
Nos ayudaron
A volver a meter en la camioneta
Los instrumentos: niños
De Toco
Transparentes como
Las figuras geométricas

de Blaise Pascal.
Y después de Toco, Quillagua,
Hilaricos, Soledad, Ramaditas,
Pintados y Humberstone,
Actuando en salas de fiestas vacías
Y burdeles reconvertidos
En hospitales de Liliput,
Algo muy raro, muy raro que tuvieran
Electricidad, muy
Raro que las paredes
Fueran semi sólidas, en fin,
Locales que nos daban
Un poco de miedo
Y en donde los clientes
Estaban encaprichados con
El fist-fucking y el
Feet-fucking,
Y los gritos que salían
De las ventanas y
Recorrían el patio encementado
Y las letrinas al aire libre,
Entre almacenes llenos
De herramientas oxidadas
Y galpones que parecían
Recoger toda la luz lunar,
Nos ponían los pelos
De punta.
¿Cómo puede existir
Tanta maldad
En un país tan nuevo,
Tan poquita cosa?
¿Acaso es éste
El Infierno de las Putas?
Se preguntaba en voz alta,
Pancho Ferri
Y los Neochilenos no sabíamos
Qué responder. ..."

(fragmento)




bolaño

Roberto Bolaño, Buenos Aires, 2003.

viernes, 11 de febrero de 2005

La Enfermedad del Dolor


aleg

VACÍO DE PIERNAS

Al final
una termina
masturbándose
con un pedazo de espejo

se rompe
se sangra

LOS HABITANTES DE LAS CUEVAS DE CATÉTER

Nosotros
los niños enfermos
seguíamos jugando
en las esquinas de las salas comunes

unos amontonados en sillas de ruedas

otros sujetos a una cama donde descansaban
nuestras cabezas condenadas a cascos respiradores
de astronautas abandonados en atmósferas extrañas

o atornillados
a balanzas que mantenían nuestras columnas en su lugar

A la mayoría de nosotros le habían nacido alas de aviones
que obligaban a nuestros brazos
a ser amigos de sueros y calmantes

Cada vez que volvíamos de ser abiertos
seguíamos jugando
y entre mareos posteriores al sueño anestésico
nos contábamos del tiempo
anterior a la morfina
y a las cicatrices

de nuestras casas con sábanas dibujadas
de nuestro propio televisor
de las peleas con hermanos sanos y ausentes
que no dejarían entrar

No llorábamos por las heridas
ni por las enfermeras
ni por el constante perforar de pieles
no acostumbradas a ser cuevas de catéter
ni por la comida que ingeríamos sin molestar
o la continua carencia de padres

Llorábamos por las noches
por el niño nuevo de la cama de al lado que lloraba
que se iría en uno o dos días

que nos recordaba la obligación del llorar.


textoalternativo

Alejandra Sofía González Celis nace el 23 de junio de 1976 en el invierno de Santiago de Chile. Ha participado en tres publicaciones en calidad de antologada: "Apuntes a la base del fuego" (Red Internacional del Libro), "Yo no me callo" (Editorial los andes), y "Vagonetas presidenciales" (Edición limitada).
Toda esta info, poesía incluida, está extraida directamente desde el utilísimo e inútil sitio de
Ediciones del Temple.

jueves, 10 de febrero de 2005

Papá Bob según Fresán

papabob Dice Fresán:

Lo interesante de Dylan es que probablemente sea el único integrante de su generación -la generación que apuntaló las vigas maestras del rock sobre el fértil terreno que le habían dejado los nombres ancestrales del asunto- que ha envejecido con todas las de la ley. Es decir: mientras Mick Jagger, Paul McCartney y Pete Townshend se ven obligados como zombies de su propio destino a seguir revisitando nostálgicos el pasado de su catálogo para justificar el precio de una entrada en vivo, Dylan, lejos de negar el tiempo transcurrido, lo afirma y lo reconoce. Lo importante no es que Dylan cumpla 60 años. Lo importantes es que a Dylan se le noten en cuerpo, alma y obra todos y cada uno de esos 60 años.


papabob2

En 1997, Dylan hizo/volvió a hacer algo auténticamente revolucionario. Luego de encerrarse en su granja de Minnesota, ser aislado por una bestial nevada que lo obligó a escribir canciones nuevas para matar el rato, volver a la ciudad para casi morirse de una infección cardíaca y decir que casi fui a ver a Elvis, sacó un disco titulado Time Out of Mind. El que ese disco lo devolviera a los primeros puestos de ventas, recuperara la admiración de críticos que analizan cada gesto del artista como si se trataran de profecías bíblicas, le ganara el respeto de toda una nueva generación de músicos y varios de los más importantes premios de la industria, fue importante, fue buena nueva. pero no fue lo verdaderamente trascendente. Lo revolucionario fue que Time Out of Mind, su última grabación hasta la fecha a la que puede agregársele la canción Things Have Changed que compuso para una película (Wonder Boys, mal traducida como Un fin de semana de locura) a modo de coda, fue el primer disco de rock geriátrico de la historia. Canciones sobre la vejez cantadas por un viejo que lejos estaba de sentirse por siempre joven. Allí, en once formidables tracks, Dylan empezaba cantando que estaba asqueado del amor, admitía que no está oscuro todavía, pero falta poco y cerraba el asunto con diecisiete minutos donde narraba la lenta caminata de un tipo normal -él?- al que no le pasaba nada demasiado importante salvo el hecho de seguir caminando.
Time Out of Mind que fue la viga maestra de una estructura que había empezado a construir durante los 90 a partir de la grabación de dos excelentes álbumes de temas tradicionales reescritos: Good As I' ve Been to You y World Gone Wrong? fue grabado por Dylan para poner las cosas en su lugar, para que no hubiera confusiones. Una manera de decir: de acuerdo, soy grande; pero también estoy grande.


papabob3 En fin. Más de Bob según Fresán por aquí y en cada libro de Rodrigo Fresán, Jardines de Kensington o Mantra, sin ir más lejos.

.

La Princesa Caballero




Uno de los recuerdos más intensos y confusos que tengo de programas de la tele ochentera es el de este "monito animado": LaPrincesa Caballero. La (lo?) daban en el viejo canal 9.

Zafiro está disfrazada de hombre porque es la única hija del rey y la reina de Valle Plateado. O sea. Un monito animado travesti (Años después algo medianamente similar pasaría en la tercera generación de Robotech). Más raro es que, aparentemente, al principio, Zafiro no sabe que es mujer ya que fue criada como hombre. Todo esto es muy raro.
Como esto no es bien visto a los ojos de Dios, le manda a Zafiro un ángel de la guarda que se llama Cachito y este angelito que habla con los animales y plantas y que parece un duende, debe guiar a Zafiro para convertirla en la niña que es.

Alguna amiga me dijo que era porque como los hombre no hacemos nada bien tenía que hacerlo una mujer. Pero esta tesis feminista no explica por qué se disfraza de hombre. Ah. El patriarcado y Levi Strauss, y Yahvé Dios Elohim pueden tener la culpa, pero eso es ir muy atrás.

Los enemigos de Zafiro son su tío, el Duque Duro Aluminio y su secuaz, el Conde Nylon. El hijo de Aluminio es Plástico el cual es un niño tonto y primo de Zafiro. Plástico, la verdad no era malo, era tan tonto que ni sabe que su papá quiere que sea el heredero del trono de Valle Plateado por ser el varón. La trama se basa en que sus enemigos tratan de desenmascarar a Zafiro frente a todos es decir hacerles saber que es una niña y no un niño como todos lo creen.

Una historia importante es tambien la relación de Zafiro con el principe del pueblo vecino de Valle Dorado, el principe Franz del que Zafiro se enamora pero al que no puede revelarle su verdadero sexo por cuestiones de seguridad. Como sea Franz sospecha muchas cosas y al final ellos dos se hacen novios. Todo esto hace de la Princesa Caballero un anime unico ya que no he visto y no sé de otro parecido.
La serie en japonés se llamaba "Ribon no kishi", es del Maestro Osamu Tezuka (Astroboy, Kimba el león blanco, Metrópoli, etc.) y es de los años 1967-1968. El final duró como una semana y fue muy sufrido con varias batallas y la revelación final de la identidad de Zafiro.

Como dato académico freak, hay una tesis en sociología UC sobre esta serie y un libro llamado La Princesa Caballero. Estudio Psicoanalítico del Femenino, editado por LOM.

Todo esto puede explicarle muchas cosas a alguna gente que me conoce. O quizá no.



lunes, 7 de febrero de 2005

B Traven


btraven

En estos tiempos de escritores made in revista paula y/o zona de contacto, y cuando no hay secreto ni misterio que dure más de un par de días, vale la pena recordar a B Traven

Traven. Muy poco a su respecto es seguro: Murió en Ciudad de México, quizá a los 87 años, el glorioso año de 1969 y sus cenizas fueron esparcidas sobre el río Jataté en Chiapas. Autor de una numerosa obra, enre la que destaca "El Tesoro de la Sierra Madre", que fue llevada al cine por John Houston en sociedad con San Boogie. La leyenda dice que era el novelista favorito de Einstein. Nunca dió una entrevista, nunca se dejo fotografiar, (salvo la huidiza imagen que alguien encontró y que encabeza este post), nunca apareció en la portada de la Revista de Libros ni en el New Yorker. Pero pudo.
Se dijo que era Jack London, el presidente López Mateos,un editor alemán, un negro fugitivo, un millonario norteamericano,etc.


Alias que usó: Hal Croves, Bruno Traven, Berick Traven, Traven Torsvan Croves, Traven Torsvan, Barker, Rexarut, Heinrich Otto Becker, etc.


Editorial Quimantú editó 50.000 ejemplares de su estupenda La Rebelión de los Colgados.
Con el nombre de Hal Croves se hizo pasar por agente de sí mismo y llegó a engañar al mismísimo John Huston. El director de cine lo cuenta en sus memorias. Según Houston, una vez escrito el guión de la película El tesoro de Sierra Madre, se lo mandó a Traven y este le respondió con una carta extensa donde le daba algunas indicaciones respecto a la iluminación, ángulos de cámara y decorados. El director, ansioso por conocer al secreto personaje, fue a reunirse con él en México. Habían quedado en un hotel, pero Huston todavía tuvo que aguardar una semana para encontrarse con un extraño tipo que se hacía llamar Hal Croves y que decía ser traductor. Este le mostró a Huston una carta de B. Traven. En ella este le contaba que estaba enfermo y que, por lo mismo, no había podido acudir a la cita, pero que Hal Croves, allí presente, era íntimo suyo y se conocía su obra de memoria, por lo que lo autorizaba para responder ante cualquier consulta que se le hiciera. Y así estuvo el tal Croves revisando el rodaje de la película y colaborando activamente durante dos semanas. Una vez acabado el film, Huston se dio cuenta de quién era el verdadero Croves. Pero ya era tarde y B. Traven se había esfumado.

Dejo viuda y ella colaboró cuanto pudo con el biógrafo Jonah Raskin durante todo un año, al cabo del cual Raskin no sólo estaba más perdido sino que, facilitado el acceso a las pertenencias de Traven, se vestía con su ropa, se ponía sus lentes y acabó abandonando el proyecto para relatar su búsqueda.
Se suele citar una frase de 1926 de Traven: "La única verdadera defensa del hombre civilizado contra quienes lo agobian es mentir."

Un buen sitio sobre Traven me parece este


Actualizado: Hay web sobre Traven ahora.

btraven

Miss Reef 2005



El Libro de los Tiburones


nerve

El tiburón atómico
"Yo no soy un hombre, soy dinamita"
Nietzsche

El tiburón atómico entro en la cueva del pulpo.
El pulpo razonó:
"Diablos, el tiburón atómico".
Y el tiburón explotó.
El Tiburón Sanguinario
Erase una vez un tiburón sanguinario. Su sanguinariez era mucha, y un hada se lo señaló:
"No debes ser tan sanguinario."
Pero el triburón se comió al hada.


Este poema
Nena: Este poema es pequeño.
Tu culo es más grande que este poema. Sin embargo mucho más grande que tu culo
es mi amor por tu culo.
¿No crees que mi amor es excesivo?
De: "El libro de los tiburones", Julio Carrasco, 1995

viernes, 4 de febrero de 2005

poesía enviada por mail

Un amigo envío material cargado con poética cuántica que va en su próxima publicación:

nerve



III
Más que lo alusivo a las bacanales, donde nuestras caras se
reflejaban tras el vaso y jugando al amparo de meridiano vértigo, fuimos atrapados en el hálito del otro simulando estar despiertos. Desde allí, hicimos un pacto con la cabeza inclinada a los pies del ácido y la espiga, tu, sobre un becerro de oro devolviste el mérito al dolor impunemente, yo, el juicio y la
enmienda, quise revelar el sexo del inquisidor durmiendo junto a él, vestido de estiércol.

Como contarte que los años han pasado en vano, que donde tus alegrías se esconden no cabe más que un grito o las notas de
Mahler envejeciendo entre las columnas y las sillas huecas, en ese entonces, el único espectador era yo y tú te ibas convirtiendo en mi mirada.

Desconozco lo que sucede en el espacio de cada dedo que
compone tu mano, acaso... ¿Nunca te has mirado las manos hasta el atardecer?

Deberíamos ser tan distintos, como el mismo pecado que
transgredimos desde la indiferencia de frágiles dioses, para ahuyentar tus infiernos y así brindarte horizontes generosos. Desde ti, desconozco a los que entierran sus deseos ocultos en el escondite imaginario. Debo, por sobre todas las cosas, atardecer hasta tu boca invadida por la muerte y explicarme que
sucede, incluso en la atmósfera donde soñó tu cuerpo cuando tomaste tan extraña decisión.

¿Fueron los credos de occidente, que arrancaron tus
sueños desde una tumba imaginaria, o la dictadura interminable de ese joven que negó sus brazos convertidos en espejo?

¿Debo emancipar tu nombre y susurrar?

¿y la belleza, Santiago?

¿Y la belleza? 


Marcelo del Campo