viernes, 8 de diciembre de 2006

El cuento de navidad de Auggie Wren, Paul Auster

"Le oí este cuento a Auggie Wren.
Dado que Auggie no queda demasiado bien en él, por lo menos no todo lo bien que a él le habría gustado, me pidió que no utilizara su verdadero nombre.
Aparte de eso, toda la historia de la cartera perdida, la anciana ciega y la comida de Navidad es exactamente como él me la contó.

Auggie y yo nos conocemos desde hace casi once años.
Él trabaja detrás del mostrador de un estanco en la calle Court, en el centro de Brooklyn, y como es el único estanco que tiene los puritos holandeses que a mí me gusta fumar, entro allí bastante a menudo.
Durante mucho tiempo apenas pensé en Auggie Wren.
Era el extraño hombrecito que llevaba una sudadera azul con capucha y me vendía puros y revistas, el personaje pícaro y chistoso que siempre tenía algo gracioso que decir acerca del tiempo, de los Mets o de los políticos de Washington, y nada más.

Pero luego, un día, hace varios años, él estaba leyendo una revista en la tienda cuando casualmente tropezó con la reseña de un libro mío."
...

Puedes seguir leyendo el resto de este excelente cuento (que dio origen a la película "Smoke") por aquí: El cuento de navidad de Auggie Wren
Acá el video (doblado al españolísimo) de la escena


1 comentario:

nadie dijo...

oye cienfuegos, me horroriza ver lo que te ha hecho el fin de año, es un derrame nostálgico...citypol y princesa caballero es demasiado para un solo día...

bueno, igual se agradece, un poco torpemente, pero se agradece