sábado, 21 de julio de 2007

Jorge Teillier conversando con Cristián Warnkén











1 comentario:

javisanfeliu dijo...

Ojalá el vino lo iluminara tanto a uno. Por estos días no me da ni para un poemita de servilleta después de una noche de cabernet.

Sólo algunos son los luminosos.

salud, cienfuegos, que sean milfuegos.