miércoles, 10 de septiembre de 2008

It's the end of the world, en Ginebra




Considerando que hoy es 10,9,8, resulta muy apropiado que eligieran este día para el fin del mundo tal como lo conocemos (y me siento bien).

Vamos, hasta Google no se resistió a ilustrar el día con una portada especial en su buscador.
Arriba hay un para de fotos del Gran Colisionador de Hadrones, ubicado en las afueras de Ginebra, camino a Francia. Pasé por afuera del edificio hace un par de años y parecía una respetable inutilidad burocrática.

Pese a lo que desinforman algunos medios nacionales y las negras expectativas de algunos amantes del comic y los universos paralelos, hoy no se acabará el mundo, ya que no se producirá ninguna colisión de partículas en el LHC, pues no está previsto que esto suceda hasta algún tiempo después de su ceremonia de inauguración, lo que tendrá lugar el 21 de octubre.

Como estupendamente informa Microsiervos, "entre otras cuestiones, se espera que una vez a pleno funcionamiento el LHC ayude profundizar en nuestro conocimiento del modelo estándar de física de partículas, que por ahora es nuestra mejor explicación de cómo funciona buena parte del MundoReal™, y a responder a preguntas como:

- Qué es la masa, pues aunque la experimentamos a diario nadie sabe qué es realmente.
- Cuál es el origen de la masa de las partículas y, en particular, si existe el bosón de Higgs, al que se cree responsable de esto.
- Cuántas son las partículas totales del átomo ( y es que ya llevamos unas cuantas y la cuenta crece y crece).
- Qué es la materia oscura, que de existir formaría el 95% de la masa del universo."

El costo del experimento alcanza los 6 mil millones de dólares. Que es como decir chorrocientos fantastillones.

No hay comentarios.: