viernes, 10 de febrero de 2006

Joven preso muere a golpes en Florida USA

jbush


Feb. 09, 2006
Video muestra muerte de menor en una prisión
CAROL MARBIN MILLER
The Miami Herald


Un joven de 14 años fue golpeado ''brutalmente'' por varios guardias en un campamento de castigo para delincuentes juveniles en Panama City horas antes de que muriera en un hospital del noroeste de la Florida, según dos legisladores que vieron ayer un video del incidente.

El video, que recoge los últimos 20 o 30 minutos de la estancia del menor en el campamento del Departamento de Policía del condado Bay, muestra a los guardias golpeando y estrangulando a Martin Lee Anderson después que éste se negó o no pudo acatar las órdenes de correr y hacer ejercicios, relataron los legisladores.

Martin, de Panama City, falleció el 6 de enero en el Hospital del Sagrado Corazón de Pensacola, horas después que entró en el campamento, administrado bajo un contrato con el Departamento de Justicia Juvenil de la Florida.

El Departamento de Policía de la Florida (FDLE), que investiga la muerte de Martin, mostró el video a dos miembros de la Cámara de Representantes del estado que supervisan los reformatorios para mejores, y por lo menos a cuatro integrantes del personal del gobernador, en la sede del FDLE ayer por la mañana.

Visiblemente conmovido, el representante estatal Gus Barreiro, republicano de Miami Beach que preside la Comisión de Asignaciones a la Justicia Juvenil de la Cámara, dijo a The Miami Herald que la cinta describe ''el trato más atroz contra un ser humano'' que jamás haya visto. ``Era obvio que el chico estaba inconsciente, y seguían pegándole''.

El representante Dan Gelber, demócrata de Miami Beach que ha investigado docenas de casos de brutalidad policial, también vio el video.

''No hay duda de que la fuerza que emplearon fue mucho más de la necesaria para la situación'', afirmó Gelber.

Un portavoz del gobernador Jeb Bush confirmó que cuatro miembros de su oficina vieron el video, pero rehusaron comentar lo que vieron. Los funcionarios son Mark Kaplan, jefe de despacho de Bush; Randy Ball, director de política de seguridad pública; Carol Gormley, jefa delegada de despacho, y la asesora legal Vicki Brennan.

Funcionarios del FDLE y de la policía del condado Bay no quisieron hablar ayer del contenido de la cinta. El FDLE tampoco quiso entregar una copia a The Miami Herald.

The Miami Herald no pudo contactar a una portavoz del Departamento de Justicia Juvenil, que se ha negado varias veces a hablar sobre la investigación.

Contactados anoche por teléfono en Panama City, los padres de Martin expresaron su ira y su tristeza ante el contenido de la cinta.

''Quiero justicia'', dijo Robert Anderson, el padre de Martin. ``Pero mi hijo ya no está''.

''¿Qué diablos hacía un hombre grande colocando su rodilla contra la espalda de mi hijo?'', se preguntó Anderson. ``Sólo tenía 14 años. Pesaba menos de 140 libras''.

Benjamin Crump, el abogado de la familia, expresó: ``Es muy doloroso''.

Varios funcionarios del Departamento de Justicia Juvenil han dicho que es posible que Martin muriera desangrado. No se ha divulgado ningún informe de autopsia. Barreiro y Gelber explicaron que el FDLE les dijo que Martin no presentaba huellas visibles de contusiones.

Martin fue arrestado después que él y cuatro primos tomaron el auto de su abuela del estacionamiento de una iglesia durante los servicios dominicales, y luego lo chocaron. Aunque la abuela no quería presentar cargos, los jóvenes fueron arrestados por robo, dijo Crump.

El adolescente estaba en el área de admisión del campamento penal el 5 de enero cuando unos instructores le ordenaron hacer ejercicios. Un guardia tenía una cámara de video y captó el momento en que los jóvenes estaban siendo obligados a obedecer, explicó Barreiro que le relataron.

Al principio del video, se ve a otros jóvenes puestos contra una cerca de madera mientras los instructores les gritan. Martin es el primero que se ve presionado contra el suelo por dos guardias, con los brazos extendidos, dijo Barreiro.

Se ve a un guardia con la rodilla contra la espalda del chico. Aunque la cinta no tiene sonido, los guardias parecen estar gritándole, dijo Barreiro.

Tras uno o dos minutos, Martin se para y trata de correr alrededor de la pista del campamento, dijo Barreiro. Los guardias se apresuran a ponerlo de nuevo contra la cerca de madera ''con los brazos abiertos como un crucifijo'', dijo Barreiro. Luego lo tiran al suelo, mientras uno oprime su rodilla contra la espalda del joven.

Cuando Martin se levanta para volver a correr, se ve claramente que no puede hacerlo, narró Barreiro.

Después se ve a un guardia aparentemente estrangulando al chico, presionando el antebrazo contra su garganta, dijeron Barreiro y Gelber.

Otra vez le ordenan al joven que corra, pero de nuevo éste tropieza y cae, relató Barreiro.

Luego, contaron ambos legisladores, un guardia le da a Martin en la parte de atrás de las rodillas y lo hace caer. ''Cuando está en tierra'', dijo Barreiro, ``le pegan en los brazos. El menor parece comatoso y ellos no dejan de pegarle''.

Momentos después, dijeron ambos legisladores, los guardias le aplican lo que parece una llave de estrangulación.

Crump, el abogado de la familia, describió ayer a Martin como ''un buen chico'' que se había destacado en su último reporte escolar y que jugaba baloncesto para el equipo de su escuela.

Marc Caputo y Mary Ellen Klas, de The Miami Herald, contribuyeron a este reportaje.

Información extraida desde
El Nuevo Herald

Este es el correo del Gobernador Bush para que le envies tu opinión acerca de este dramático caso: jeb.bush@myflorida.com

No hay comentarios.: