domingo, 25 de mayo de 2008

20 razones de por qué Indiana Jones es la mejor trilogía de todas


Del señor Daniel Villalobos, este texto que comparto a plenitud:

"Basta de llenarse la boca con elfos, mesías digitales y caballeros Jedis, cuando el maestro fue y sigue siendo el arqueólogo del látigo.

-Porque un sombrero Stetson siempre será más cool que un casco de baquelita pintada.

-Porque a la hora de arrasar ejércitos el Arca de la Alianza es más portátil y e impactante que la Death Star.

-Porque un látigo bien manejado tiene usos íntimos que un sable láser no permite.

-Porque Indiana viaja miles de kilómetros, lucha contra el mal, conoce gente exótica, rescata joyas del pasado y lo hace todo en menos de dos horas de metraje, sin que tengas que bancarte una edición extendida para entender la historia.

-Porque el piquito de Trinity a Neo en Matrix Recargado se queda pálido frente al feroz calugazo de Karen Allen a Harrison Ford en la posada tibetana de Los cazadores…

-Porque esas flechitas que se mueven por el mapa simbolizando los viajes de Indiana jamás serán superadas por los túneles binarios de Matrix.

-Porque ninguna de las minas de Indiana le sale con el pastelito de que “somos hermanos”.

-Porque pasear por el desierto comprando androides de segunda mano con el tío Owen o encerrado hackeando sitios no tiene comparación con pasar tu adolescencia saltando de trenes y rescatando tesoros españoles.

-Porque Indiana efectivamente quiere irse a la cama con sus acompañantes femeninas, que además son hembras hechas y derechas y no figuras etéreas sacadas de algún juego de rol.

-Porque -como bien saben Lucas y los Wachowski- cuando los monos animados basados en tu película son mejores que tus secuelas es que estás en problemas.

-Porque un puñetazo a la cara del doctor Jones tiene más emoción y garra que todos los mega-tiroteos de Matrix Revoluciones.

-Porque Mark Hammill es un vejete que hace voces para series animadas y pitutea en convenciones de fanáticos, mientras que Harrison Ford se agarró a Sean Young a los treintaytantos y a Calista a los cincuenta y tantos.

-Porque la fanfarria cardio-electrizante de Indiana no tiene nada que ver con los germánicos acordes de la Marcha Imperial ni con las flautitas y coritos de Hobbiton.

-Porque todos quisimos ser Indiana y todavía no conozco a nadie que haya querido ser Neo.

-Porque los enemigos del doctor Jones no se pixelan.

-Porque, hablando de precuelas, cualquier episodio de El Joven Indiana Jones tiene más onda, historia y mejores actuaciones que La Amenaza Fantasma.

-¿A quién preferirías tener de papá, a un elfo orejón que te predice puras calamidades o a Sean Connery?

-Explicar el funcionamiento de la Fuerza o de la Matriz a tu familia es una tarea que puede tomar décadas. Indiana Jones la entiende y disfruta un niño de cinco años.


-Aragorn en ropa de civil es un actorcillo flaco y paliducho que gusta del mate. Indiana en ropa de civil es Harrison Ford.

-¿Quién quiere rodearse de personajes sexualmente ambiguos pegándose sablazos por un anillo cuando puedes ir en busca del Santo Grial
?"

1 comentario:

El Rufián Melancólico dijo...

suscribo por completo; un Indiana viejo es infinitamente más cabrón que un pinche Gandalf o un Obi wan. Y sí, de las mujeres de Indiana a las cosas inenarrables de los anillos y los matrix, mil veces mejor lady Marion y cía.
El único que pelea fuerte con Indiana es el tal 007. Más de veinte películas dicen algo. Ni modo, honor a quien honor merece. Saludos, buen blog.