domingo, 27 de mayo de 2007

Shakespeare & Cervantes

Era una leyenda que se escuchaba o leía con cuotas iguales de agrado e incredulidad: Shakespeare había alcanzado a leer una traducción al inglés de El Quijote (la primera parte es de 1605, la traducción es de 1612) y junto a un amigo dramaturgo, John Fletcher, escribieron una obra inspirada en uno de lo personajes cervantinos.

Hace poco se encontró un documento que acredita la historia. Lo informa El Mundo, la nota aparece en
Milenio, revista mexicana y llegué via Moleskine.
"Una obra de William Shakespeare sobre uno de los personajes del Quijote de Miguel de Cervantes es una realidad. El inglés la escribió junto al dramaturgo John Fletcher. Los originales se perdieron durante tres siglos y ahora el director de la Royal Shakespeare Company, Gregory Doran, ha confiado a El Mundo que la compañía ha logrado autentificar una de las versiones y que el resultado se podría ver en escena en “tres o cuatro años, hacia 2009” en una coproducción hispano-británica.

Cardenio nace en 1605 en la imaginación de Cervantes, como personaje de Don Quijote de la Mancha. En 1612, John Shelton traduce la obra al inglés. Hay constancia de que, casi al instante, al terminar de leer la obra, William Shakespeare convence a John Fletcher para escribir, a cuatro manos, una suerte de continuación. Hay constancia de que ambos dan fin a la pieza: Cardenio.

Se sabe que la compañía King’s Men la estrena en 1613, y la representa sólo dos veces. Pero en pocos meses, un incendio destruye el Teatro Globe londinense, a las orillas del Támesis, y con él los originales. Y ahí la historia comienza a hacerse borrosa. En 1653, un historiador del arte dice haber encontrado una Historia de Cardenio, firmada al alimón por Shakespeare y Fletcher. Y en 1727, el dramaturgo Lewis Theobald dice haber escrito su obra Double falso refundiendo un original de Cardenio con otros dos textos.

Pero pasan los años y la obra se da por desaparecida. En círculos académicos se sabe que existió, pero también que se desvaneció en la niebla. Cardenio comienza a ser motivo de disputa entre eruditos. Unos aseguran que jamás existió; otros señalan alguno de los anaqueles polvorientos en Stratford-Upon-Avon. La obra pasa a ser leyenda, y de ahí al olvido. Hasta ahora.

Gregory Doran no entró en detalles pero desveló que quieren hacer una coproducción muy seria con España, con actores de ambos países. Podría ver la luz en tres o cuatro años, en 2009.”

2 comentarios:

Alfredo Sepúlveda dijo...

Increíble.
Shakespeare y Cervantes murieron el mismo día del mismo año, pero nunca se había podido establecer documentalmente otro tipo de relación.
Saludos y gracias por las buenas vibras.

cienfuegos dijo...

Alfredo: un abrazo.